Panorama de la Actividad Aseguradora en América Latina

Norberto Pantanali, consultor jurídico (Moderador):
Analizaremos la actividad aseguradora en América Latina, para lo cual tenemos un panel compuesto por distinguidas personalidades del seguro en la región.
A mi derecha está William Fadul, un amigo de muchos años durante los que bregamos juntos en pro del seguro de las Américas, presidente ejecutivo de FASECOLDA, la Federación de Seguros de Colombia; Mikel Uriarte Plazaola, presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) y un asegurador también con destacada actuación en el mercado argentino; Olavo Ribeiro Salles, funcionario de la Superintendencia de Seguros Privados (SUSEP) de Brasil; Nelson Hinojosa Jiménez, de la Asociación Boliviana de Aseguradores (ABA); Miguel Angel Luque Portela, asesor y consultor de la Asociación Paraguaya de Compañías de Seguros (APCS); Mauricio Castellanos, gerente de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (AUDEA) y Juan Bustamante, presidente de la Asociación de Compañías de Seguros del Ecuador (ACOSE). A todos, les damos la bienvenida. Estamos preparados para escuchar qué es lo que está pasando en cada uno de los países que ellos representan. Comenzamos con el amigo William Fadul.


William Fadul (Colombia):
Buenas tardes. Muchas gracias a Pedro y a su señora por darnos esta oportunidad y por haberle entregado al sector asegurador internacional un esfuerzo de 25 años, que todos conocemos cuán importante ha sido.

La Economía Colombiana
Quiero comentar la caída de la economía y el problema de empleo en Colombia, y luego las amenazas hacia el sector asegurador colombiano que, fundamentalmente, consisten en terrorismo y terremoto, dos riesgos sobre los que quiero hablar en detalle, si el tiempo me alcanza. Veremos también la conducta del sector en la economía.
La economía en Colombia venía teniendo un gran crecimiento pero sufrió una caída muy fuerte, como la de todo el continente, y eso arrasó en cinco años lo que habíamos construido en mucho tiempo.
En el año ’95, inclusive, tuvimos un crecimiento del 5,2%, muy por encima del incremento de la población, que estaba en el orden del 2%. En los últimos tres años, no sólo cayó el indicador macro del PIB per capita sino que además el índice de concentración se revirtió y entonces hubo disminución del PIB promedio, lo cual causó un gran empobrecimiento.
En el siguiente gráfico se ve cómo en un largo período, del ‘50 al ’88, tuvimos un crecimiento promedio de 4,8% y luego pueden ver que bajamos a un promedio de 3,4%, pero de todas formas, entre el ‘50 y el ‘97 tuvimos un crecimiento de 4,4% (promedio conjugado aritmético). Sin embargo, en los últimos seis años bajamos a un promedio de 0,9%. En esa situación observemos los problemas de la economía: un desempleo que afecta a 3 millones de personas, lo cual ha incrementado enormemente los niveles de informalidad. Un fenómeno muy característico de Colombia es el desplazamiento forzado. Las ONG estiman que alrededor de 3 millones de personas han sufrido desplazos forzosos en los últimos doce años (estas cifras difieren de las que maneja el gobierno). Nuestras ciudades están atiborradas de este tipo de desplazados que cambian su modo de vivir, su hábitat natural, no tienen trabajo; es un problema social complejo.
Se auditaron los niveles de pobreza (ya les hablé acerca de la concentración del ingreso) y obviamente hubo fuga de capitales desde Colombia hacia Estados Unidos y en menor grado hacia Europa, principalmente España.

Amenazas del Sector Asegurador Colombiano: Terrorismo y Terremoto
El terrorismo ha tenido un gran impacto en la economía colombiana. Los costos de la violencia estarían entre el 1,5 y el 2,5% del PIB; esto incluye costos de seguridad interna, de fuerzas armadas. Todos los países tienen problemas de este tipo pero, en nuestro caso, si no tuviéramos el nivel de violencia actual, quizás estaríamos economizando algo así como el 1,5% del PIB, que es lo que nos hace falta para resolver el problema del crecimiento. Se estima que para el 2003 esos costos podrían estar entre el 3,5 y el 5,5% del PIB por la intensificación


Sumario Siguiente