Los Riesgos Patrimoniales: Problemática y Desarrollo de Nuevos Productos, desde la Optica del Risk Manager, el Asegurador, el Broker y el Reasegurador

Jorge Furlan, socio de Organika Consultores de Empresas (Moderador):
Buenos días. Quiero sumarme a las felicitaciones que se han efectuado a la revista “Mercado Asegurador” y en particular a los amigos que conforman Ediseg -Pedro, Adriana, Mauricio- y agradecer la oportunidad de moderar este panel que tratará la problemática de los seguros patrimoniales y el desarrollo de nuevos productos. Contamos con la participación de calificados oradores que nos darán su apreciación conforme a la especialidad de cada uno.
Cuando hablamos de seguros patrimoniales surgen algunos factores de orden general que condicionan fuertemente el desarrollo del sector asegurador, como los ambientales, de la naturaleza, terrorismo, devaluación y otros relacionados con los cambios de gobierno. También inciden situaciones coyunturales que agravan fuertemente un riesgo en particular y condicionan el ramo. En la apertura del Seminario se enfatizó que los seguros están vinculados a todos los aspectos de la economía, con lo cual, a medida que se den cambios en la misma, se requerirá del desarrollo de productos que se acomoden a la nueva realidad. Seguramente, alguno de los expositores que hoy tenemos tocará uno de los aspectos que acabo de mencionar.
En primer lugar, expondrá Jorge Luzzi, Risk Management de Pirelli y Telecom Italia para América Latina; Alcides Ricardes, director de Grandes Empresas de Zurich Argentina Cía. de Seguros; Alejandro Galizia, CEO de AON Re Argentina y Alberto Avila, gerente general de Mapfre Re.



Jorge Luzzi:
En principio, quería comentarles que mi situación es atípica, ya que aunque me presenten como representante de Brasil porque trabajo y vivo allí hace mucho tiempo, soy argentino. En segundo lugar, no vendo seguros ni reaseguros, sino que soy un comprador de seguros, entre otras cosas. Nuestro grupo invierte treinta y cinco millones de dólares por año en seguros en Latinoamérica. Quince millones de dólares corresponden a seguros patrimoniales y el resto a seguros de salud y de vida. Desde esta perspectiva puedo decir que hemos observado que los distintos tipos de siniestros que afectaron al mercado fueron impresionantes, lo que produjo un fuerte aumento de nuestro costo de seguros. Los seguros de daños patrimoniales, lucros cesantes, sufrieron aumentos terribles. Probablemente vistos desde el punto de vista del asegurador eran aumentos necesarios. Las nuevas realidades nos llevaron a un nuevo escenario: hoy ya no es suficiente preocuparse únicamente por el costo. El problema ahora es conseguir capacidad. Cuando nosotros acumulamos en un determinado lugar un gran valor a riesgo o una máxima pérdida posible, muy alta, los aseguradores y reaseguradores se encuentran, en algún momento, a pesar de que tienen buena voluntad, con problemas de capacidad.
Pero también existe otro punto. Recuerdo una anécdota. Algunos de mis colegas risk managers en Argentina me decían, a principios de los ‘90, que se sentían más cómodos con el fin del monopolio del INdeR, porque sus riesgos estaban colocados con un panel de reaseguros encabezado por alguno de los líderes mundiales. Pero este líder tomaba 1,5 ó 2% de los riesgos y el resto era tomado por una cantidad de reaseguradores desconocidos. Entonces, la broma de la época era: “Salió el INdeR y ahora, ¿quién es tu reasegurador, Nigerian Re?”
Hoy las empresas tenemos problemas que van más allá de lo asegurable o no asegurable. Si hoy el mercado mundial nos dice que no existe más cobertura de terrorismo, el riesgo de terrorismo sigue existiendo y tenemos que hacer algo. Si dice que deja de asegurarse el transporte, hay que seguir transportando mercadería y tenemos que encontrar soluciones. El asegurador, el corredor, aquellos con los que trabajo, ¿van a atender esa necesidad o me van a decir que esto está fuera de mercado? Entonces, ¿qué hacer?
Es interesante evaluar los grandes riesgos a los que está expuesto el mercado (inundaciones, huracanes, terremotos y catástrofes ambientales) y las consecuencias que los siniestros han generado:
- Aumentos de costos: los seguros de daños patrimoniales y lucros cesantes sufrieron aumentos terribles.
- Nuevas realidades: ya no es suficiente preocuparse por el costo y el security, el problema es conseguir capacidad.
Ahora a todo esto se sumó el terrorismo, que hasta hoy sólo parecía una realidad del Medio Oriente y América Latina.
Además, por ejemplo, y como consecuencia del endurecimiento del mercado, las pólizas de D&O incrementaron su costo


Sumario Siguiente