El Seguro Agrícola en América Latina

Juana Tocci, coordinadora general de la Oficina de Riesgos Agropecuarios, Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Moderadora):
Se encuentran conmigo: el Ing. Ignacio Murtagh, encargado de los Servicios de Agricultura de Partner Re en Argentina, quien va a exponer en primer lugar; luego lo hará el gerente en seguros agropecuarios de Sancor, Carlos Hoffmann; posteriormente, Hans Both, subgerente de riesgos agrícolas de Münchener de Argentina; Guillermo Oneglia, director de Heath Lambert (Sur); y un invitado de Brasil: Ronaldo Neves, director comercial de AgroBrasil Operadora de Seguro Rural.


Quiero tomarme unos minutos para introducir brevemente la problemática del seguro y explicar en qué marco se están haciendo las exposiciones. Dentro de estas consideraciones, quiero resaltar cuál es el papel del sector agropecuario argentino.
En primer lugar, este taller es sobre el “seguro agrícola”. Esto es una denominación muy europea, nosotros lo llamamos seguro agropecuario, porque, en realidad, la mitad de la producción agropecuaria es de origen ganadero. Tiene una particularidad con respecto al resto de los seguros, ya que se lo incluye dentro de seguros de granizo. Es decir, nos estamos manejando con lo mismo que se desarrolló hace un siglo, con algún espasmo revolucionario a partir del ‘98, abordando otro tipo de seguros con mayor cobertura, lo que indica un retroceso -estoy hablando, por ejemplo, de multirriesgos. El inicio del nuevo siglo nos encuentra con productos similares a los desarrollados por nuestros antepasados. Superar esto es el desafío.
Paradójicamente tenemos un sector que está aportando el 44% de la producción de bienes de la economía. Esto da cuenta de cuán amplio puede ser el espectro de lo que es posible hacer en este campo, más aún teniendo en cuenta la diversidad geográfica, productiva y la competitividad del mismo.
Por otro lado, el sector aporta U$S 1.700 millones de retenciones teóricas. Esta es una situación que puede ser transitoria, pero el 71% del impuesto a las retenciones deviene de este área. Nuestra inquietud es que el sector productivo tiene que recuperarse a través de formas de seguros, de coberturas, cada vez que tenga una debacle en su producción, porque le cuesta años volver a producir lo mismo que antes.
Tenemos casos en la provincia de Santa Fe donde antes se levantaban temprano para ordeñar vacas y ahora lo hacen para ir a pescar, es decir, cambiaron de actividad. Estos tipos de situaciones tan extremas tal vez no las podamos cambiar, pero sí podemos mejorar la cobertura en otros casos, que abarcan desde catástrofes hasta pérdidas de producción -teniendo en cuenta los rendimientos esperados. Estos son los desafíos donde el sector privado tiene la palabra.
Por último, quisiera contarles que el seguro de granizo constituye el 1,32% del primaje total (de acuerdo a los datos del último año) con una fuerte tasa de crecimiento.

Ignacio Murtagh:
Básicamente, voy a tratar cuatro temas: cuál es el negocio con el reasegurador, cómo se reparte el seguro agrícola en el mundo, su presente y su futuro en Latinoamérica.

¿Cuál es el Negocio del Reasegurador?
Trabajo en Partner Re, una empresa muy joven que nació hace diez años en un momento parecido a éste pero menos grave en cuanto a falta de capacidad para los riesgos. El expertise que tiene en agro deviene de la compra de Intertur Reaseguros, una empresa europea que fue comprada por Partner Re en su momento.
Los resultados de los reaseguradores fueron bastante malos en los últimos años. El índice combinado (Combined Ratio), o sea, los siniestros más lo costos de comercialización y explotación siempre fueron superiores al 100%, en los últimos 5 años.
La gran diferencia es que ahora no nos dejan hablar más de los ratios. Nuestros jefes prefieren hablar de ROE (Return Over Equity) Retorno sobre Capital que es la forma en que nos miden.
¿Qué se pretende hacer con el ROE? Es un índice que marca la eficiencia del capital en ese negocio. Incorpora el capital de la empresa del reasegurador en el resultado operativo obtenido. Es decir, indica qué pérdidas tuvo pero también cuál era el capital que tenía detrás respaldando esa operación.
Si los resultados del año pasado y de los últimos 5 años los proyectamos o los hacemos con base 100, los siniestros hubieran sido éstos. Si suponemos que todas las compañías de reaseguro tuvieron los mismos gastos, nos quedan estos números: tenemos un solo año positivo, otro neutro y luego pérdidas. Y aquí estoy tomando


Sumario Siguiente