No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>>
EDITORIAL


por Pedro Zournadjian


Este año 2003 ha pasado con particular rapidez, acaso porque fue, y aún es, bastante movido, como lo demuestra la variedad de temas que incluye esta edición aniversario. “Mercado Asegurador” estuvo en la Conferencia Hemisférica de Seguros (FIDES) realizada en Punta Cana, donde más de 1.400 delegados e invitados especiales analizaron la situación de los mercados internacionales y, en especial, de América Latina. Como siempre, fue una excelente oportunidad para encontrarse con los principales operadores del mundo, cerrar negocios y abrir nuevos caminos de cooperación. En general, pudo advertirse la existencia de nuevas capacidades que, aun cuando no están cargadas con la mochila de la enorme siniestralidad de los últimos años y, en particular, las consecuencias que el 11 de septiembre, los desastres de la naturaleza y los escándalos financieros trajeron, se manejan con prudencia y sin socavar los esfuerzos que se vienen realizando para reconstruir la base de capital de los aseguradores y reaseguradores. En general, las aseguradoras serias con buenos resultados y políticas de suscripción prudentes encuentran mayor facilidad para colocar sus contratos de reaseguro.
En nuestro país, se están estudiando nuevas variantes para automotores, uno de los ramos fundamentales del sector que concentra casi el 50% de las primas de los riesgos patrimoniales y buena parte de las dificultades existentes en el mercado, especialmente en su parte más conflictiva, la responsabilidad civil. El eje de las principales modificaciones propuestas pasa por la adecuación del seguro obligatorio de responsabilidad civil automotores, en una cobertura uniforme para todo el mercado con límites adecuados, condiciones sencillas y, por otra parte, el establecimiento de sublímites por tipo de damnificados en el seguro tradicional. Mientras tanto, el robo de automotores también creció desmesuradamente, con un incremento del 41% entre 2002 y 2001, aunque en los últimos meses se haya atenuado. Como todas las cosas, estos y otros proyectos tienen sus pros y sus contras, y habrá que seguir trabajando para perfeccionarlos. Habrá diferencias de opinión, pero nadie duda que las cosas no pueden continuar así como están.
En seguros de personas, el año finaliza con un mercado que se va reconstruyendo lentamente, aunque con niveles que no guardan ninguna relación con los de fines de 2001, inmediatamente antes de la gran crisis. Los seguros de vida son un ejemplo claro: los niveles de venta son inferiores a los de principios de 1994 aunque, claro está, por aquel entonces cada peso equivalía a un dólar.
En seguros patrimoniales, se espera para 2003 un crecimiento del 7%, con expectativas de mantener la evolución positiva en 2004. Se sigue reclamando la reducción de la presión impositiva (la más alta del mundo) y la liquidación definitiva del INdeR. Y también medidas para reactivar la cadena productiva, y permitir inversiones en un clima política y jurídicamente confiable.
Tampoco hay dudas en cuanto a la necesidad de trabajar sobre la falta de seguridad y por una justicia independiente con sentencias previsibles. Preocupa al mercado el problema de la multiplicidad y volumen de los embargos preventivos y las altas tasas de interés que incluyen las sentencias. Algunos jueces no entienden que el seguro dejó de ser (si alguna vez lo fue) un barril sin fondo que puede soportar cualquier cosa.
La crisis de 2001/2002 no pudo arrastrar al sector asegurador que cumplió con sus compromisos, pero es difícil mantener las inversiones en un clima en el que falta la seguridad personal y pulula la competencia insana de un puñado de operadores, perjudicando al mercado en general que trata de encontrar una salida sana para los problemas existentes.
En oportunidad de la celebración del Día de Seguro, tanto los operadores como el mismo Superintendente de Seguros afirmaron que la abrumadora mayoría del mercado es solvente, como lo demuestran los balances debidamente auditados y el propio desempeño de la gran mayoría de las empresas en el cumplimiento de sus compromisos. La masa de prima no es el único indicador relevante -en realidad, ni siquiera es el más importante. Sí lo son la solidez operativa y el cumplimiento, elementos quizás no tan visibles pero por cierto fundamentales a la hora de la verdad.
Esta edición incluye la tradicional encuesta aniversario, donde distintos sectores del quehacer asegurador brindan su opinión sobre los temas que más preocupan al mercado en general y a las empresas en particular.
También los productores asesores de seguros hicieron oír su voz en el interesante y concurrido Congreso Nacional realizado en la ciudad de Chapadmalal.
Como es habitual, complementan este número diversas notas, estadísticas y noticias nacionales, latinoamericanas e internacionales.
Al cerrar el año, quienes hacemos “Mercado Asegurador” queremos agradecer una vez más el permanente apoyo de anunciantes, funcionarios y autores que desde hace tantos años están con nosotros.
A todos, muy felices fiestas y un próspero 2004.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial