No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> CONGRESO - FIDES 2003

Vista de la Mesa de Apertura Esperanzas Renovadas para el Mundo del Seguro



Desde el 25 al 29 de octubre en la República Dominicana se llevó a cabo la XXIX Conferencia Hemisférica de Seguros FIDES, a la que asistieron numerosos representantes de las distintas facetas del seguro de América Latina y el mundo.


En esta oportunidad la sede de FIDES, la convocatoria más importante del seguro regional, fue en un país en donde los lugareños reconocen dos estaciones: “verano y verano”.
En medio de hermosas playas con un clima tropical casi único en Latinoamérica, los participantes fueron llegando entre el sábado 25 y el domingo 26 a las instalaciones del Barceló Bávaro Convention Center de Higüey, donde fueron afectuosamente recibidos por los aseguradores de República Dominicana y agasajados con una simpática recepción de bienvenida. La atmósfera que se vivió durante los tres días que duró el encuentro mostró un remarcado optimismo respecto de las perspectivas aseguradoras y reaseguradoras, tanto regionales como internacionales.
Rodeada del rigor protocolar que la ocasión proponía, para la inauguración oficial se hizo presente el presidente de República Dominicana, el Sr. Hipólito Mejía, quien fue recibido por ejecutivos de FIDES y del Comité Organizador.
Después de unas calurosas palabras de bienvenida a los 1.400 delegados que asistieron a la reunión, en un pasaje de su discurso destacó la participación del sector asegurador dentro de la actividad económica del país, a punto tal que este encuentro era el tercero relacionado con el sector al que le había tocado asistir desde que asumió el gobierno. “La República Dominicana ha desarrollado una dinámica de la actividad del seguro”, afirmó el Sr. Mejía. “El seguro es el respaldo invisible de la empresa y una actividad que contribuye a su éxito”. El presidente también hizo referencia a la nueva Ley de Seguros N° 146-02 que, a su criterio, fortalecerá el sector en cuanto a su nivel de capitalización y solvencia.
En la ceremonia inaugural se escucharon las palabras de bienvenida del presidente del Comité Organizador de FIDES, Luis Eduardo Guerrero; el presidente de la Cámara Dominicana de Aseguradores y Reaseguradores de la República Dominicana (CADOAR), José Manuel Vargas; y del presidente de FIDES, el Sr. Carlos Rabat Mallol, quien rindió cuenta de su gestión de dos años al frente de la entidad, sin olvidar palabras de agradecimiento por el apoyo recibido de diferentes personas y organizaciones a nivel iberoamericano. Mallol expresó: “La organización de esta Conferencia obedece al propósito de FIDES de estimular el desarrollo del seguro por medio de la difusión de conocimientos técnicos propios de la actividad y estrechar los vínculos en la comunidad aseguradora internacional. Ejecutivos del más alto nivel, reaseguradores internacionales, ajustadores y otros profesionales del sector, se dan cita en este evento para compartir experiencias y renovar e intercambiar opiniones”.
En la parte central de la ceremonia, conducida por José Luis Moncada, secretario de FIDES, se rindió un homenaje de reconocimiento a un grupo de ex presidentes de FIDES, a quienes se les entregó un broche de oro.
Además de las Conferencias Magistrales fueron también parte de este Congreso, múltiples reuniones de negocios, visitas a ExpoFides 2003, y sesiones de las autoridades de FIDES.

Conferencia Magistral N° 1
Regulación, supervisión y desarrollo de los mercados de seguros.

La primera conferencia del día y del Congreso estuvo a cargo de Manuel Aguilera, presidente del Comité Ejecutivo de la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS) y presidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) de México. Su exposición se enmarcó en temas de transparencia y actualidad, centrándose en los conceptos relacionados con la regulación de los mercados y la normativa internacional.
“La globalización de los mercados y la liberalización de las economías han sido las características principales de la política económica en las últimas décadas. Este proceso ha traído consigo la posibilidad del libre acceso de nuevos participantes a los mercados, igual que su salida a través de ventas, fusiones y adquisiciones”.
Para el expositor, este proceso tuvo dos consecuencias principales en el sector latinoamericano de seguros: “Por una parte, ha impulsado cambios en la estructura del mercado, con nuevos productos, nueva tecnología y el acceso a mercados no tradicionales. También ha creado la necesidad de ajustar los esquemas de regulación a fin de establecer marcos normativos de supervisión eficaces y más eficientes, eliminar prácticas inerciales de sobrerregulación y promover la autorregulación.
Los supervisores deben concentrar su marco regulatorio y de supervisión en el cuidado de la solvencia y la estabilidad de los mercados, a través de mecanismos que sean compatibles con el entorno de la globalización y la liberalización. Asimismo, deben reaccionar al comportamiento cambiante de los mercados adecuando y mejorando sus marcos de regulación y supervisión”.
En cuanto al futuro de las empresas de seguros, explicó que “este proceso implica retos importantes. Entre ellos, figuran la creación de esquemas más completos y eficientes para la administración de riesgos, el apego a parámetros y mejores prácticas internacionales, mayores niveles de tecnología en sus operaciones, una mejora sustancial de las normas de gobierno corporativo, mayor transparencia para el mercado y el perfeccionamiento de las prácticas comerciales.
Esto requiere cuidar la solvencia y proteger los intereses de los asegurados, crear un ambiente pro-competitivo a fin de impulsar el desarrollo del sector y mantener un continuo proceso de revisión y actualización”.

Conferencia Magistral N° 2
Retos de la empresa aseguradora en una economía global. Estrategia de un grupo hispanoamericano.

José Manuel Martínez, presidente ejecutivo de Sistema Mapfre, situó a los grandes retos de la industria aseguradora dentro de los siguientes parámetros: 1) Gobierno corporativo; 2) Envejecimiento de la población; 3) Nuevas tecnologías; 4) Tendencias del sector asegurador; 5) Solvencia.
Respecto del primer punto, sostuvo que la credibilidad de la empresa, eje del desarrollo económico, se pierde fácilmente y se recupera con dificultad, y destacó la crisis actual de credibilidad provocada por los excesos -sobre todo en EE.UU.-; los escándalos empresariales impulsados por la búsqueda obligada de beneficios a corto plazo; las retribuciones injustificadas; las actitudes e intereses personales; y señaló que la conducta y actuación ética son la primera responsabilidad de la empresa. “Lo esencial son los principios”, sentenció.
En cuanto al envejecimiento poblacional, la tendencia general es a una mayor longevidad, reducción de tasas de natalidad, mayor necesidad de ahorro, crisis de los sistemas de reparto. Dentro de 50 años habrá 150 millones más de personas jubiladas, sólo considerando EE.UU., la Comunidad Europea y Latinoamérica.
En la Comunidad Europea, las pensiones, por su parte, constituyen un sistema basado en tres pilares: Estado (pensiones mínimas universales, 88%); empresas (pensiones del sistema de empleo, 9%); individuales (fondos de pensiones y seguros de vida, 3%). Sus ventajas son más ahorro, lo que implica un mayor desarrollo económico; mercados de capitales más avanzados; corresponsabilidad entre gobiernos, empresarios e individuos; establecimiento de ventajas fiscales sobre las aportaciones; oportunidad para el seguro -dado los rendimientos financieros satisfactorios y los costos muy reducidos.
Las nuevas tecnologías no han traído todavía una reducción de costos, aunque sí una sustancial mejora en la calidad de los servicios y en las relaciones con agentes, corredores y clientes. Tampoco se ha verificado un aumento de ventas por Internet.
¿En qué radica el futuro? El disertante vaticinó que en la suscripción de riesgos, en costos competitivos, en la calidad del servicio.
También señaló que la industria aseguradora ha demostrado ser solvente, aunque no todas las empresas ofrecen la misma solvencia. Y que las agencias de clasificación deberán demostrar: independencia y objetividad.
El secreto parece estar en la creación de empresas especializadas, jurídicamente independientes, con gerencias autónomas y equipos también especializados.
Para los reaseguradores, imaginó un futuro con menos operadores (había 8.500 en los años 70), menos de 100 en el 2003, más criterios técnicos, mayor solvencia y rating, más servicios y una actitud menos agresiva.
En cuanto a la vocación americana de las empresas extranjeras señaló que ésta no es sólo un proyecto de inversión, hay grandes posibilidades de desarrollo empresarial y las críticas merecen una reflexión interna, ya que se han cometido “errores de principiantes”: “Nuestro futuro está en América”, dijo.
Finalmente, destacó los logros obtenidos por Mapfre en la última década: “Mapfre se ha transformado en una multinacional de gran dimensión. Entre sus logros figuran la gestión del seguro de automóviles, la alianza con La Caja Madrid y el desarrollo de los seguros para empresas”.

Conferencia Magistral N° 3
Desafíos de la industria aseguradora en Latinoamérica. Impacto de las crisis financieras en el crecimiento de las primas de seguros no-vida.

Durante su conferencia, Luc Albert, director para Latinoamérica del Area de Seguros de Daños de Swiss Re, explicó los retos que afrontan las aseguradoras latinoamericanas, señalando áreas concretas en las que pueden mejorar su rendimiento. Destacó el enorme potencial de los mercados de seguros de la región, con el 8% de la población mundial y un 6% del PBI global. “Pero debido a problemas relacionados con la distribución de la riqueza y la inestabilidad económica, la actividad del seguro permanece en niveles bajos.
En muchos países existe una falta de voluntad por parte de los gobiernos de mejorar la concientización y la disponibilidad de la cobertura de seguros para las personas y las empresas. En algunos mercados hay bastantes posibilidades de privatizar y desregular. Muchas veces el seguro no se promociona como un bien positivo. Las mismas aseguradoras pueden tomar medidas para mejorar su rentabilidad. Existe un alto nivel de ineficiencia en la distribución del riesgo, por ejemplo; también las aseguradoras huyen del riesgo y muchas compañías primarias simplemente no lo quieren asumir.
Las empresas primarias son reacias a poner en marcha una estrategia de mayor riesgo que supone potenciar el crecimiento orgánico a través de la innovación y la diferenciación del producto. En cambio, las compañías tratan de incrementar su cuota de mercado buscando clientes de sus competidores. En lugar de elaborar nuevos tipos de producto, algunas empresas copian aquellos de otros mercados que no son adecuados para sus propios clientes.
Para algunas entidades los problemas están tanto en el marketing como en las actividades administrativas, donde no disponen de controles del riesgo ni en la suscripción, ni en la gestión de siniestros. Muchas han superado estos problemas y se están beneficiando del enorme potencial de crecimiento que muestran algunos mercados latinoamericanos de seguros”.
Para el expositor, las crisis en México en 1995, en Brasil en 1999, y en Argentina y Venezuela en el 2002, tuvieron un impacto directo en los seguros no-vida con amenazas concretas para los aseguradores como: un crecimiento del gasto más rápido que el de los ingresos y la pérdida del valor de los activos.
Una gestión de riesgos adecuada es el secreto para revertir esta situación, advirtió. “En tiempos de crisis los siniestros crecen más rápido que las primas”. Y si bien se reinicia rápidamente la recuperación, es significativamente inferior a los niveles anteriores a la crisis.
Las crisis tienen connotaciones especiales tales como: riesgo de cobranza -peligra el recupero del reaseguro, hay volatilidad de la tasa de interés-; riesgo crediticio -peligran los activos invertidos en los mercados de valores, y la inflación y las tasas de cambio afectan las reservas.
En cuanto a las medidas para paliar los efectos de la crisis, señaló las siguientes: cláusulas de inflación; duración de cobertura limitada (por ejemplo, 1 ó 2 meses); cuentas en moneda dura; soluciones de reaseguro; nuevo diseño de productos (en Vida).
Precisó que el 2002 se vio claramente que en los países latinoamericanos el resultado de las inversiones ocultó el impacto negativo del resultado técnico.
A su vez dijo que, como resultado de la crisis bursátil a nivel mundial, surgieron las siguientes lecciones: un deterioro significativo de la base de capital y resultados de inversión no sostenibles a largo plazo.
Sostuvo, además, que Latinoamérica aún no alcanza las expectativas. Algunas razones socio económicas justifican esto: 1) mala distribución de la riqueza; 2) inestabilidad macroeconómica y jurídica; 3) bajo nivel educativo; 4) necesidad de reformas/privatizaciones; 5) falta de incentivos fiscales para seguros.
Entre las razones intrínsecas que padece el sector, hizo figurar las siguientes: alto índice de gastos; falta de economías de escala; ineficiencia del sector asegurador; baja cultura del sector; falta de transparencia; alto nivel de gastos.
Dentro de las ineficiencias del sector, indicó: 1) extensa cadena de creación de valor (intermediación múltiple y coaseguro); 2) inversión limitada en tecnología de punta (administración, distribución de productos, creación de bases de conocimiento, intercambio de información); 3) casos friccionales.
En cuanto a la cultura del sector, enumeró: 1) aversión al riesgo (con retenciones limitadas); 2) competencia con puro enfoque de participación de mercado; 3) innovación limitada (productos importados, no adaptados al entorno); 4) delegación de actividades clave (distribución, suscripción, siniestros); 5) control limitado del negocio de riesgo.
Una vez señaladas todas estas falencias, afirmó que, sin embargo, “Latinoamérica sigue siendo una de las regiones con mayor potencial de crecimiento”.
Finalmente, aseguró que los mercados emergentes crecerán más significativamente que los de los países industrializados y recalcó la necesidad de compartir experiencias entre asociaciones del sector, instituciones educativas, consultores especializados, reaseguradotes, y un papel más activo ante la autoridad, que diferencie entre seguros y otras actividades del sector financiero.

Conferencia Magistral N° 4
Contratos de Seguros. Impacto en la estrategia empresarial.

Joachim Kölschbach, socio de KPMG, IASB Advisory Committee Insurance, centró su intervención en el tema del impacto que previsiblemente va a tener en la estrategia empresaria la nueva normativa de informes financieros (IFRS) para contratos de seguros.
Habló sobre la regulación de la Unión Europea, la cual establece que a partir del 2005 todas las sociedades que coticen en bolsa deben utilizar las normas internacionales de contabilidad (NIC) para las cuentas consolidadas, mientras que para las individuales y las compañías no cotizadas en bolsa hay otras opciones y existe un período de transición hasta el 2007 para casos determinados. “Si todas las entidades miden sus instrumentos financieros con el valor razonable, también deben hacerlo las reaseguradoras. Y si lo hacen con el valor razonable, también deben hacerlo con las pérdidas técnicas”, sostuvo.
El problema, según Kölschbach, es que no existe una NIC para el negocio de seguros, aunque se está desarrollando una. Y dio un ejemplo: la NIC 39, para instrumentos financieros, ofrece un reconocimiento y valoración de todos estos instrumentos en todos los sectores y reconoce derechos y obligaciones derivados de contratos de seguros, con excepción de inversiones a vencimiento, préstamos y cuentas a cobrar originados por la entidad y activos cuyo valor razonable no pueda ser medido en forma fiable.
Respecto de las consideraciones sobre el tema manifestó que si todas las sociedades miden sus instrumentos financieros con el valor razonable deben hacerlo también las entidades aseguradoras; que si todos los demás instrumentos están medidos de esta manera, eso también debe aplicarse para los contratos de seguros; que estos movimientos deben ser presentados de forma consistente lo cual coincide con el enfoque de la medición de los activos/pasivos.
Enumeró también una serie de principios a tener en cuenta cuando se aplica una disposición de estas características: 1) desglose de información que identifique y explique las partidas procedentes de contratos de seguros; 2) información que permita al lector entender las partidas estimadas y la incertidumbre sobre los futuros flujos de caja; 3) desglose del valor razonable de los activos y pasivos de los contratos de seguros a más tardar para el 31 de diciembre del 2006.

Conferencia Magistral N° 5
El defensor del asegurado. Experiencia internacional.

Carlos Ignacio Jaramillo, presidente Internacional de AIDA, analizó el tema del defensor del asegurado, haciendo referencia a distintas experiencias de países donde su aplicación ha sido beneficiosa para el desarrollo de la actividad.

Conferencia Magistral N° 6
Seguro de vida como instrumento para el fomento de la previsión social complementaria.

Vicente Martínez-Pujalte López, de la Comisión Económica del Grupo Parlamentario Congreso de España, definió al seguro y especialmente el de vida como un “estado de bienestar”. El modelo social europeo y el informe Beveridge dicen que el Estado del Bienestar es “la garantía de calidad de vida desde la cuna hasta la tumba”. A su vez, Ramesh Mishra lo define del siguiente modo: “debe ser entendido como un derecho social, es decir, no como caridad pública para una minoría, sino como un problema de responsabilidad colectiva hacia los ciudadanos”.
En cuanto a las características del estado de bienestar señaló: 1) intervención estatal en la economía para mantener el pleno empleo o, al menos, garantizar un alto nivel de ocupación; 2) garantía pública de una serie de servicios sociales universales; 3) responsabilidad estatal en el mantenimiento de un nivel mínimo de vida.
En cuanto a los logros de este estado de bienestar, le adjudicó los siguientes: 1) construcción de una sociedad equilibrada, sin elevadas tensiones sociales; 2) redistribución de los ingresos a lo largo del ciclo vital del individuo; 3) reducciones en el riesgo sobre los ingresos en conexión con la inestabilidad de las relaciones de mercado; 4) alivio de la pobreza; 5) eliminación parcial de “bolsas” de marginación; 6) integración de grupos/individuos excluidos; 7) mejora en el aprovechamiento de los recursos humanos; 8) institucionalización de la solidaridad.
“La principal amenaza para el estado de bienestar no viene de aquellos que critican sus actuales programas en los distintos países sino, más bien, de los que no admiten el hecho de que existan serios problemas. Es importante reaccionar ante las alertas. A menudo cuesta más reparar el daño después de que éste ha surgido que prevenirlo en el primer instante”.
Respecto de los retos futuros señaló: tendencias demográficas con incidencia de la inmigración; esperanza de vida; evolución del empleo y de la población ocupada; estabilidad en el crecimiento y condiciones familiares.
Refiriéndose a las pensiones mencionó que las mismas constituyen una prestación básica que en Europa se concentra en: un pilar público, obligatorio y basado en el sistema intergeneracional; un pilar privado, de carácter colectivo (empresas, sectores, corporaciones), voluntario y basado en la capitalización; otro de carácter privado pero individual, también basado en la capitalización, cuyo objetivo es mantener el nivel de vida tras la jubilación.
Es importante reconocer que estos modelos también entrañan riesgos, tales como la evolución demográfica, el incremento de la esperanza de vida y el mantenimiento de las tasas de desempleo.
Reconoció, también, que la principal estrategia es la combinación de ingresos de retiro públicos y privados.
Para el primer pilar precisó: 1) un beneficio fiscal en la entrada para las cotizaciones obligatorias (reducción de los ingresos sometidos a tributación); 2) defensa de la existencia del sistema público, a largo plazo e independiente de los gobiernos; 3) cobertura amplia: retiro/jubilación, fallecimiento (viudez/orfandad), invalidez (transitoria o permanente); sistema no contributivo mínimo; sistemas especiales (autónomos, agrarios, minería, trabajadores del mar, etc.). Para el segundo pilar, señaló el otorgamiento de beneficios fiscales tanto a las empresas como a los trabajadores; protagonizar la negociación colectiva y el diálogo social; el sometimiento a un sistema de externalización, ya que los recursos provisionales no pueden residir en el balance de la empresa que instrumenta los compromisos.
El tercer pilar descubre un otorgamiento de beneficios fiscales habitualmente progresivos: a mayor plazo del ahorro, más ventajas; apoyo especial a los productos finales (por ejemplo, en España los planes de pensiones y planes de previsión asegurados); apoyo fiscal, que puede depender de determinadas características: iliquidez hasta la jubilación, otorgamiento de garantías de rentabilidad.
“El estado de bienestar puede y debe seguir creciendo de manera constante”, finalizó.

Conferencia Magistral N° 7
Ponencia Introductoria - Derecho vial: un enfoque diferente sobre la responsabilidad del Estado y los concesionarios viales por accidentes de tránsito en carreteras y autopistas.

El propósito de la ponencia del Dr. Martín Diego Pirota, del Estudio Jurídico Notarial Pirota, de Argentina, no fue agotar el tema sino más bien plantear algunas ideas, inquietudes e interrogantes que motivara a los participantes a consultar el trabajo en extenso que se encuentra incorporado al sitio web www.martindiegopirota.com.ar en la sección publicaciones.
“Cuando comenzamos a investigar sobre el tema de las concesiones viales, allá por el año 1997, rápidamente nos dimos cuenta de que el peaje había sido estudiado prima facie por diferentes ramas del derecho público que se ocuparon teóricamente de su conceptualización, caracteres, naturaleza jurídica y constitucionalidad; pero el enfoque que nosotros le queríamos dar al estudio era más bien teórico-práctico y desde la óptica del derecho privado, y específicamente de la Responsabilidad Civil o Derecho de Daños en su expresión más contemporánea”.
El expositor entendió que, hoy por hoy, el debate debe centrarse en la seguridad vial, y en ese sentido se debe exigir a la autoridad competente que la libertad de circulación garantizada constitucionalmente sea además segura, porque de lo contrario lo que se está garantizando a los usuarios viales es el libertinaje del tránsito, y de esa manera quedará respondida afirmativamente la pregunta sobre si la seguridad vial en Iberoamérica es una utopía. “Esperemos que ello no suceda, que nosotros los usuarios hagamos valer nuestros derechos para de esa forma contribuir a la mejoría y eficiencia del sistema y servicios carreteros, y ayudar a reducir esta verdadera ‘endemia social’ que nos aqueja y persigue de generación en generación”, dijo.

Administración de una compañía de seguros con una gran concentración en el ramo de seguros de automóviles.

El expositor, Jayme Brasil Garfinkel, presidente de seguros generales de Porto Seguros Brasil, luego de hacer una recopilación de la historia del seguro en Brasil en sus hitos más importantes, se refirió a la actividad desarrollada por la compañía Porto Seguros, aseguradora que ocupa el segundo lugar en el ranking de automotores del seguro brasileño.

Conferencia Magistral N° 8
Actualización e innovación en los mercados de seguros de vida a nivel mundial.

James D. Kelly, vicepresidente senior de la División Internacional de Transamerica Reinsurance, EE.UU., hizo un análisis del mercado de seguros de vida de EE.UU., considerando sus principales operadores de hoy y mañana, los canales de distribución, diferentes tipos de producto, el desarrollo operado en este aspecto durante los últimos 25 años y la evolución de los seguros de vida en los distintos mercados internacionales.

Conferencia Magistral N° 9
Continuidad y posibles escenarios de ruina en la industria mundial de seguros.

En orden a este tema, Guillermo Heidenhain, director para América Latina y Península Ibérica de Münchener Rückversicherung, tocó los siguientes temas: 1) planificación operativa de una reaseguradora; 2) amenazas/escenarios de ruina; 3) continuidad.
El ejecutivo comenzó su charla recordando eventos de gran envergadura que Latinoamérica y el Caribe padecieron a partir de 1985: el terremoto en ciudad de México; en 1988 el huracán Gilbert, en el Caribe y también en México; en 1992 el huracán Andrew, en el Caribe y en la Florida; en 1998; el huracán Match en Centroamérica y el huracán Georges en Puerto Rico y República Dominicana; en 1999 el terremoto de Colombia; en el 2001 el terremoto en El Salvador.
En cuanto a qué es un “escenario de ruina”, lo definió en los siguientes términos: siniestro singular mayor, limitado en su desarrollo temporal; costo más allá de los mega siniestros conocidos hasta hoy; siniestro que se puede originar en diferentes áreas de riesgo (tecnológicas, ecológicas, políticas o financieras).
Al referirse a los “eventos concebibles”, señaló que hay que: 1) pensar en lo impensable e identificar los escenarios de siniestros más remotos; 2) evaluar la exposición y establecer números para cada evento; 3) ajustar la cobertura respecto a pricing, límites y exclusiones de forma adecuada; 4) establecer un control dinámico de los procesos; 5) aplicar una política de retención consistente con la aversión al riesgo definida.
Aseguró que la industria del seguro es capaz de manejar impactos singulares mayores y ha demostrado esta capacidad en repetidas ocasiones; que ciertos grupos aseguradores podrán sucumbir pero la industria sobrevivirá y atraerá nuevos jugadores; que no es siempre el riesgo más obvio el que causa los mayores problemas; que el “producto milagro” de hoy puede ser el enemigo público número uno de mañana; y que la industria debe crear proactivamente herramientas de manejo y modelos de riesgo adecuados.
En cuanto a la planificación y los planeamientos de ruina especificó que para los accionistas debe ser una inversión rentable y que al cliente se le debe plantear una relación de continuidad respecto del reaseguro y con el servicio ofrecido. Entretanto, los empleados deben tener seguridad y encontrar atractivos sus puestos de trabajo. También se debe permitir al reasegurador evitar su ruina; obtener precios adecuados a los riesgos y a las exposiciones incurridas y la posibilidad de sostenerlos; contemplar la alta volatilidad de los resultados en el reaseguro para obtener resultados técnicos y rendimientos sobre capital invertido acordes a esta volatilidad.
Finalmente, Guillermo Heidenhain sostuvo que “precios adecuados a los riesgos implican continuidad en la relación asegurador/reasegurador”.

Conferencia Magistral N° 10
El Reaseguro en el Caribe. Situación Presente y Perspectivas Futuras.

José M. Mallén Santos, presidente de Mallén Reaseguros S.A., República Dominicana, comenzó su exposición definiendo qué permite el reaseguro. Por ejemplo, suscribir negocios grandes en valores y exposiciones, incursionar en áreas de negocios nuevas en base a experiencias desarrolladas por el reasegurador, evitando exponerse en gran medida; balancear la cartera de negocios; prevenir desviaciones; absorber el impacto de pérdidas catastróficas; mantener una adecuada solvencia. Es decir, reducir la volatilidad, la cual nunca desaparece, ya que se transfiere parcialmente al reasegurador y debido a la estructura de su cartera puede absorberla con mayor eficiencia; y compensar mejor el riesgo. “El problema eterno es a qué precio”, planteó.
Las bases del reaseguro son: su carácter internacional; autoregulación; productos sujetos a oferta y demanda; ciclos claramente identificables de exceso o falta de oferta, en general, motivados por resultados técnicos y de las inversiones.
Las características de las aseguradoras en el área del Caribe, según el ejecutivo, están basadas en: su carácter uniterritorial; que ninguna suscribe negocios localizados fuera del área; el desbalance en la cartera de riesgos de propiedad, alta dependencia del reaseguro en propiedad; la baja capitalización, alta exposición catastrófica (naturales: terremoto, ciclón, inundaciones, erupción volcánica, maremotos; humanas: insurrección, motín y saqueos, huelgas y conmoción civil, terrorismo).
Señaló que el mercado de reaseguro ha soportado la desaparición de compañías, cierres de suscripciones, fusiones o adquisiciones. Lo cierto es que el número de reaseguradores ha disminuido (la Reinsurance Association of America tenía 149 miembros en 1982 y se habían reducido a 37 para el año 2000). También disminuyó la capacidad y la concentración catastrófica; pero esto, como beneficio, trajo aparejado la salida de capital especulativo, aunque hubo resultados operacionales negativos dados por los precios insuficientes. Además, recordó que el costo del 11 de septiembre se estima en U$S 50.000 millones, se observa una dramática reducción de las tasas de interés, catástrofes en las carteras de inversiones provocadas por la crisis económica mundial, la diversificación desacertada en especial hacia el sector financiero y desarrollo negativo de las reservas.
En 1985, los cincos reaseguradores más importantes suscribían el 26% del mercado total. En el 2001, los 4 más relevantes suscribían más del 50% del mercado total, mientras que en el 2002, 15 reaseguradores suscribieron más del 70%.
Sumado a esto se verificó una importante reducción de la capacidad catastrófica como efecto de los devastadores huracanes en el Caribe y se dieron datos sobre el status del asbesto y sus costos.
El resultado de esta situación ha provocado en el mercado un dramático aumento de precios de reaseguro, términos y condiciones; una reducción del área de la capacidad catastrófica; y mayor consolidación, “todo esto en un entorno económico adverso”, indicó Mallén Santos.
El nuevo enfoque de las calificadoras exige un mejor conocimiento con cambio en políticas, desglose de la fuente de utilidades e inversiones, evaluación de tendencias y niveles de calidad de reaseguro.
El disertante agregó que en el futuro se espera la consolidación del mercado, la mejoría del panorama económico mundial, aumento de los resultados de las inversiones, un incremento en las tasas de interés, salida de las inversiones tradicionales, ligero relajamiento en el costo del reaseguro, una capacidad limitada del reaseguro que va a continuar, presión adicional por parte de las agencias calificadoras y continuará la búsqueda de la excelencia y calidad “Flight to Quality”.

Asamblea de AIPRES

Durante la Conferencia Hemisférica se desarrolló la Asamblea General de la Asociación Iberoamericana de Información y Promoción de Seguros (AIPRES). Se trataron diversos temas de la agenda, entre ellos la elección de autoridades para los próximos dos años. Las nuevas designaciones recayeron en las siguientes personas: William Fadul, presidente; César Rojas Rojas, vicepresidente; Pedro Zournadjian, secretario-director general.
También se analizó el plan de actividad futura de AIPRES con la finalidad de darle a la institución mayor presencia a través de su página web (www.aipres.com) en diferentes áreas que permita promover sus objetivos.

Cenas, Shows y Cocktails

Durante las noches libres del evento, diversas empresas organizaron actividades sociales y recreativas, entre ellas podemos citar la temprana y agradable cena sobre la playa, organizada por Mallén Reaseguros, donde la lluvia no estuvo ausente, dándole un calor especial a la reunión; la cena-show auspiciada por el Grupo Mapfre, que contó con la presencia de Juan Luis Guerra y su Grupo 440. Simultáneamente, XL Re organizó, en una playa del Complejo, su ya tradicional cocktail-cena con “sabor latinoamericano”, animada por típicas orquestas dominicanas, donde, al ritmo del merengue, los asistentes bailaron descalzos sobre la arena.
En otra jornada, otros dos eventos convocaron la atención de la mayoría de los asistentes, la cena-bailable organizada por Guy Carpenter y el cocktail ofrecido por la reaseguradora Converium.

Clausura

En la sesión de clausura se escuchó el mensaje de Juan Manuel Peña (Perú), nuevo presidente de FIDES, se presentó el nuevo consejo de presidencia, se invitó a los participantes a FIDES 2005 -cuya sede será en Venezuela- y se otorgaron los premios del Concurso FIDES Comunicación y Mercadeo. Posteriormente, cerrando el evento, los participantes asistieron a una amena y divertida cena bailable.

Carlos Rabat Mallol, Presidente de FIDES y José Luis Moncada, Secretario de FIDES

FIDES 2003.CORREGIDO recuadros.doc 
 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial