No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> SEGURIDAD Y SALUD OCUPACIONAL

De izq. a der.: Oscar Manduca; Eugenio Heiremans (Chile); Néstor Abatidaga (Argentina), y Alvaro Dávila (Colombia) Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional (FISO)



Con la presencia de Eugenio Heiremans, presidente ejecutivo de Asociación Chilena de Seguridad y de Alvaro Dávila, presidente de Colmena Riesgos Profesionales de Colombia, se inauguró la sede de FISO (Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional) en Argentina.
La ceremonia de apertura estuvo a cargo de Néstor Abatidaga, gerente general del grupo Sancor Seguros, quien explicó el significado de esta organización dentro del contexto internacional.


El 1° de octubre de 2003, la Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional (FISO) organizó el 2º Congreso Internacional de Riesgos Profesionales en el Hotel Intercontinental.
La apertura estuvo a cargo del Consejo Superior de FISO: Néstor Abatidaga (Argentina), Eugenio Heiremans (Chile) y Alvaro Dávila (Colombia).
Disertaron sobre: el Sistema de Riesgos de Trabajo en Argentina, Edgardo Bovo (gerente general de Prevención ART y miembro del consejo directivo de FISO); el Sistema Mutual Chileno, Eduardo Undurraga, gerente general Asociación Chilena de Seguridad y miembro del Consejo Superior de FISO; el Sistema de Riesgos Profesionales de Colombia, Silvia Camargo Cock, presidenta ejecutiva de Colmena Riesgos Profesionales y también miembro del Consejo Superior de FISO.
Coordinada por Julieta Rodríguez Guzmán se llevó a cabo además una mesa redonda sobre Políticas y Programas Internacionales.
Si hacemos un diagnóstico de los sistemas de riesgos del trabajo en el mundo podemos hablar de:
1. Diversidad de legislación en protección de estos riesgos, ya que algunos países cuentan con sistemas estatales, privados, mixtos; o hay diferentes definiciones de accidentes del trabajo; otros, por ejemplo, no contemplan accidentes del trayecto o excluyen las enfermedades profesionales (EP); otros en los que las exigencias legales en materia de medicina del trabajo son diferentes de las por nosotros conocidas; y también los hay aquellos que carecen de legislación en accidentes del trabajo y EP. Además, no todos los países contemplan Comités Paritarios.
2. Entre los variados sistemas se puede detectar que por diversos motivos existe una parte de la fuerza de trabajo sin la cobertura de riesgos de trabajo; en promedio el universo cubierto alcanza un 63%.
3. También se registra un fuerte crecimiento de la economía informal.
4. Se ve además debilidad de registros de información AT y EP: 1) retraso en las cifras; 2) elevado nivel de sub-notificación y sub-registro; 3) falta uniformidad estadística; 4) hay países que sólo denuncian accidentes mortales.
5. Bajo cumplimiento por parte de las empresas de legislación vigente.
6. Descoordinación y duplicidad de funciones entre Ministerios e Instituciones.
7. Amplios rangos de cotización (del 2% al 11,5%) con un promedio que alcanza al 3,5 (si comparamos las tasas de cotización entre diferentes países, tenemos como promedio total que en Bélgica es del 3,3%; en Francia es del 2,2%; en España del 2,7%; en Chile del 1,7%; en Alemania del 2,9%; en Suiza del 2,8%; y en Italia del 3,0%).

Disertación de Silvia Camargo Cock, Colombia (Resumen)

Una reseña sobre la historia y la legislación en Colombia señala que antes de 1944, la protección estaba orientada a las actividades de mayor exposición: minería, petróleos, militares, etc. Ese es el año en el que se reglamenta la enfermedad profesional y los accidentes de trabajo.
Unos años después se crean las cajas de previsión para la protección de los empleados públicos, que conforman el Instituto de Seguros Sociales. Y en 1961 se implementa el Código Sustantivo del Trabajo que compila las normas de seguridad del trabajador.
El Sistema Privado de Riesgos Profesionales, en este país, está compuesto por: compañías de seguros de vida con aprobación para operar en el sistema en convivencia con otros ramos, compañías de seguros de vida con operación exclusivas como Administradoras de Riesgos Profesionales (ARP) y el Instituto de Seguridad Social (ISS) como ARP pública.
La vigilancia y el control del sistema público esta a cargo del Ministerio de Protección Social, Dirección Técnica de Riesgos Profesionales y el privado a cargo de la Superintendencia Bancaria, delegación de seguros.

Objeto del Sistema

Establecer las actividades de prevención, promoción, protección y atención a los trabajadores, por efecto de los accidentes y enfermedades que puedan ocurrir con ocasión o como consecuencia del trabajo que desarrollan, tendientes a mejorar sus condiciones laborales y su salud.
Otro de los objetivos principales es fijar las indemnizaciones económicas por incapacidad temporal, permanente parcial, invalidez o muerte que hagan frente a las contingencias de accidentes de trabajo o enfermedad profesional.
La ARP es la que define en primera instancia el origen del accidente para luego derivar la atención a la red adscrita de prestaciones.
Cubre el total de los costos de asistencia médica y traslado del trabajador accidentado hasta su total recuperación, rehabilitación o curación.
Este sistema reconoce el 100% del salario del trabajador, cuando se trata de una incapacidad, a partir del siguiente día de accidentado.
El período durante el cual se reconoce la incapacidad laboral temporal es de 180 días prorrogables por hasta 180 días adicionales.
Cuando se trata de una incapacidad permanente parcial la disminución de su capacidad laboral debe ser igual o superior al 5%, pero inferior al 50%.
Las pensiones por Invalidez oscilan entre el 60% y el 75% del ingreso base de liquidación y un 15% adicional si se requiere auxilio para las funciones elementales de vida.
En caso de muerte del trabajador, una vez reconocida como de origen profesional, la ARP reconoce a los beneficiarios, previa acreditación de la dependencia económica, una pensión de sobrevivencia equivalente al 75% del salario base de liquidación y un auxilio funerario.

Cotización y Financiación del Sistema

Las empresas que tengan trabajadores dependientes están obligadas a cotizar. En el caso de los independientes, éstos podrán ingresar al sistema una vez que el gobierno los reglamente. Las tarifas están clasificadas en 5 rangos según la actividad de la empresa y el grado de riesgo que el gobierno ha definido.
Según estudios actuariales, las cotizaciones de riesgo alto como la Minería (6,96%, riesgo V) subsidian a las actividades de riesgo bajo (0,522%), como el comercio y los servicios.
Un 94% de las cotizaciones se destina al pago de las prestaciones y contingencias, a los programas de prevención, control de riesgos y rehabilitación integral y al financiamiento de la administración del sistema; el 5% para programas de educación e investigación de ATEP; y el 1% restante para el Fondo de Riesgos Profesionales.
Dos o más cotizaciones en mora implican desafiliación al sistema con responsabilidad total del empleador, más multas y sanciones.
El Sistema de Riesgos Profesionales ha arrojado un aumento significativo de la cobertura y reducción de evasión y ha permitido: la aplicación de programas de prevención que garantizan la disminución de la siniestralidad; la solución a la problemática de cobertura en terrorismo -que impacta al sistema-; la graduación de tarifas por resultados específicos de cada empresa; y la eliminación de privilegios en Seguridad Social.

Disertación de Edgardo Bovo, Argentina (Resumen)

Las características de los riesgos laborales anteriores a la Ley N° 24.557, eran las siguientes: 1) Un sistema mercantil abierto.
2) Responsabilidad individual de cada empleador. No obligatorio.
3) Gestión privada y de libre competencia a cargo de las compañías de seguros cuya fiscalización y solvencia estaba a cargo de la SSN basándose en reparación patrimonial dineraria y cobertura parcial y voluntaria.
Como resultado, esta forma de encarar los problemas de los riesgos laborales es ineficiente, por las siguientes razones: prevención inexistente, ya que el 97% de los empleadores declaraba no cumplir con las normas de Higiene y Seguridad; falta de capacitación; una débil fiscalización por parte del Estado; tasas de mortalidad y de frecuencia siniestral elevadas (5 veces las de EE.UU. y 2,5 veces las de España); falta de estadísticas (sólo reportaban información 8.000 empresas).
En cuanto a las reparaciones, se observaba: desprotección de las familias; indemnizaciones tardías (4 ó 5 años), donde el 47% no llegaba a los damnificados; coberturas insuficientes; alta litigiosidad e inexistente recalificación laboral.
El mercado del trabajo, por su parte, soportaba: costos altos e inciertos (del 7 al 15% sobre la masa salarial); fomento de relaciones laborales informales y del desempleo; y quiebra de los empleadores a causa de procesos judiciales (53 mil demandas anuales).
A partir de la Ley N° 24.557, el sistema social propicia coberturas integrales con objetivos claros: ambiente de trabajo digno y seguro; reparaciones a los trabajadores accidentados y/o con enfermedades profesionales integrales y oportunas; costos para los empleadores razonables y predecibles.
Las 10 primeras ART tenían asegurados al 31/07/96 el 65,90% de los empleadores, mientras que al 31/05/03 el porcentaje ascendía al 82,01%; el resto tiene asegurado el 17,99%.
Al 2003 la cifra de empleadores era de 442.300 y 4.608.532 trabajadores.
Entre los logros principales la prevención es uno de ellos. Hoy se dispone de información e índices de siniestralidad más bajos y comparables con los de otros países.
En cuanto a las prestaciones (dinerarias y en especie) se puede decir que son integrales y oportunas, son comparables internacionalmente y hay disminución de la litigiosidad.
Los costos son reducidos, predecibles y competitivos.
Los servicios, tienen una buena percepción por parte de los destinatarios (trabajadores y empleadores).
En cuanto a la satisfacción de los empleadores, sobre 200 empresas líderes, respecto de trabajadores accidentados el índice es del 92,6%; de la calidad de la atención médica, es del 89,0%; de la rapidez en la respuesta, del 88,4%; de la administración del siniestro, del 87,0%; sobre precio, del 85,7%; y sobre el asesoramiento en prevención, del 60,7%.
En cuanto a la percepción de la sociedad respecto de la calidad de la atención médica, es satisfactoria en un 78%; la opinión sobre la calidad de la atención administrativa es favorable en un 72%; sobre la rapidez de respuesta es del 67%; sobre la recalificación, de un 62%; sobre las prestaciones dinerarias, de un 60%; y sobre rapidez en pago, de un 56%.
Entretanto el 74% prefiere al régimen actual contra un 26% que está a favor del anterior.
Entre los desafíos actuales citó:
1. Instalar la cultura de la prevención en el ámbito del trabajo: el empleador deberá tener una visión estratégica sobre la prevención; el trabajador tendrá que adoptarla como forma de vida; y las ART sobre la prevención deben ser efectivas y eficientes.
2. Acentuar el rol del Estado en el dictamen de normas claras y prácticas y en fiscalización y control.
3. Apuntar a la estabilidad jurídica del régimen.
4. Obtener mayores resultados en la reinserción y recalificación laboral.
5. Optimizar los procesos de inscripción laboral.
6. Establecer estándares de calidad médica.
7. Perfeccionar la legislación general y la normativa particular.

Disertación de Eduardo Undurraga, Chile (Resumen)

En Chile, para que una empresa tenga un Departamento de Prevención -el cual tiene a su cargo las tareas de planificar, organizar, ejecutar y supervisar acciones permanentes para evitar accidentes del trabajo y enfermedades profesionales- debe contar con más de 100 trabajadores.
Los comités paritarios, por su parte, están integrados por 3 representantes de las empresas afiliadas y 3 de los trabajadores protegidos. Son obligatorios en todas las empresas con más de 25 trabajadores.
Sus funciones claves son: asesorar e instruir en el uso de instrumentos de protección; vigilar el cumplimiento de medidas preventivas; investigar causas de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales; indicar medidas de prevención de riesgos profesionales; y promover la realización de cursos de capacitación en seguridad.
Entre los objetivos del programa de capacitación se encuentran: promover una cultura preventiva; enseñar principios en prevención de riesgos; crear hábitos y actitudes seguras y fomentar mentalidad de seguridad (conducta diaria).
En el programa de prevención de accidentes las actividades son: reconocimiento de riesgos; investigación de accidentes; control de cumplimiento; capacitación sobre auditorías de seguridad; auditorías de incendio; estudios estadísticos.
La Ley N° 16.744 instaurada en Chile exige, a los trabajadores, cumplir las obligaciones de los reglamentos internos y formar parte de Comités Paritarios; y a las empresas: respetar el reglamento de Higiene y Seguridad; formar Comités Paritarios de Higiene y Seguridad; instaurar un departamento de prevención; implantar medidas de prevención.
En este país, la tasa de siniestralidad promedio por incapacidades temporales es de 273,33% y 105% la de siniestralidad por invalidez y muerte.
Los programas intensivos de la rehabilitación integral en el país tienen como intención: mejorar la calidad de vida; y ahorrar gastos para la sociedad en pensiones y gastos de salud menores.
La reinserción laboral permite recuperar 5 millones de jornadas laborales, cuya consecuencia directa es el aumento de productividad.
A su vez, el sistema plantea que los trabajadores independientes deberán dejar de ser carga para la sociedad.
En cuanto a las zonas del cuerpo afectadas por accidentes del Trabajo los porcentajes son los siguientes: ojos: 11%; cara: 6%; tórax: 14%; brazos: 6%; piernas: 9%; múltiples: 11%; manos: 29%; pies: 14%.

Generalidades

El sistema mutual ha evitado 700.000 accidentes anuales y aumentado la productividad con gran beneficio social para trabajadores y familias.
En cuanto a los objetivos en los que las mutualidades centran su labor, son: la prevención de riesgos laborales; atención médica integral y de rehabilitación para la reinserción laboral exitosa; prestaciones económicas.
El sistema mutual chileno pasó de 2.000 empresas en 1968 a 84.000 afiliadas en el 2002 y de 174.000 trabajadores cubiertos a 2.850.000, en los años citados, respectivamente.
Hoy para las empresas es una exigencia legal; la prevención de riesgos es fundamental y la inversión en ello, absolutamente rentable.
Sólo un 1% renuncia antes del alza. Las molestias que manifiestan las empresas son porque se requiere de ellas un desarrollo conjunto con el plan de prevención.
El costo de los accidentes del trabajo y de enfermedades profesionales se divide en directo: subsidios, 3%; médicos, 9%; pensiones, 3% (total, 15%); e indirecto: pérdida de productividad humana, 42%; pérdida de productividad en el proceso, 9%; costos materiales, 23%; costos a terceros, 1% y costos generales, 10% (total, 85%).
El sistema chileno, sobre un total de fuerza de trabajo de 5.999.960 trabajadores protege a un 75% de los mismos, mientras que un 25% está desprotegido, del cual el 8% son desocupados.

FISO

Es una institución orientada a desarrollar actividades de investigación, capacitación y seguimiento de los sistemas de salud ocupacional y riesgos profesionales.
Fue fundada en el año 2000 por la iniciativa privada de tres países: Chile, a través de la mutual Asociación Chilena de Seguridad (ACHS); Colombia, por medio de la Administradora de Riesgos Profesionales, Colmena (ARP); y Argentina, representada por la Administradora de Riesgos del Trabajo Prevención ART.
Esta organización, sin fines de lucro, tiene como objetivo el desarrollo de programas para la promoción de la salud en la región iberoamericana y el mejoramiento de las condiciones de los trabajadores en las empresas, todas acciones tendientes a incrementar su productividad gracias a la creación de ambientes laborales con altos estándares de higiene y seguridad.
En materia de educación, FISO mantiene convenios interinstitucionales con entidades, nacionales e internacionales, donde se desarrollan cursos de educación formal y no formal para los profesionales de la salud ocupacional, los empleadores y los trabajadores de la región.
Poseen además un Centro de Documentación sobre el tema para satisfacer las necesidades y expectativas de información, y apoyar las actividades de investigación mediante la identificación, localización, adquisición y difusión bibliográfica.
Dentro de su portafolio de servicios se pueden mencionar: la capacitación en Salud Ocupacional a través de diferentes programas y actividades de educación formal y no formal; la educación a distancia, dirigida al desarrollo de programas de maestría para formar investigadores en las diferentes disciplinas de la salud ocupacional.
A partir de la concepción de educación no formal, FISO se propone formar, entrenar y actualizar el talento humano y brindar programas de educación continuada bajo diferentes modalidades de enseñanza, tales como eventos presenciales, semipresenciales y virtuales -tertulias Científicas y Jurídicas-, diplomados y seminarios, cursos y charlas.
De los temas abordados por FISO merecen ser citados: 1) Legislación en Riesgos Profesionales; 2) Gestión en Salud Ocupacional; 3) Aspectos Técnicos y Asistenciales de Prevención en Salud Ocupacional; 4) Aspectos Asistenciales para la Atención de la Salud de los Trabajadores, etc.; 5) Asesoría.
FISO, que persigue el propósito de fomentar y apoyar programas de prevención de riesgos, hace un llamado permanente a todos aquellos que pueden estar interesados en el mejoramiento de las condiciones de trabajo de su país y de todo Iberoamérica, teniendo en cuenta que un mercado laboral productivo y competitivo genera resultados satisfactorios que benefician a toda una comunidad trabajadora y a los empresarios, al aumentar su rentabilidad.

Investigaciones Realizadas por la Fundación FISO

Inscrita en Conciencias y la Red Latinoamericana de Investigación como ente investigador, actualmente FISO se desempeña en las siguientes líneas temáticas:

1. Salud Ocupacional
• Construcción de indicadores comparativos de los perfiles de riesgo ocupacional entre Colombia, Argentina y Chile FISO 2000-2001.
• Diagnóstico de la salud ocupacional y el sistema de riesgos de trabajo en siete países de Centroamérica.
• Otros proyectos en la línea pequeña y mediana empresa, trabajadores independientes, trabajo infantil, mujer y trabajo, actividades económicas por país:
Argentina: Desarrollo de modelos de gestión para el sector agropecuario.
Chile: Protocolos de manejo de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo.
Colombia: PyMES.
• Construcción de la agenda de investigación en salud ocupacional para América Latina y el Caribe, INSOL/OPS.

2. Salud Ambiental
• Taller y proyecto de investigación en la floricultura de América Latina, OPS-CINBIOSE-FISO.
• Modelos de Gestión de PyMEs.
• Otro proyecto en la línea: aplicación y adaptación del modelo ecosistémico.

3. Promoción de la Salud de los trabajadores
• Desarrollo de Modelo Pedagógico Escolar para el fortalecimiento del sistema general de riesgos profesionales y el fomento de una cultura de seguridad social en Colombia. FISO - Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, 2000.

4. Políticas y Legislación Comparada en el Ambito Regional
• Estudio de legislación comparada de sistemas de riesgos del trabajo de Colombia, Argentina y Chile FISO 2000-2001.
• Documento técnico de listados de enfermedades profesionales, LEP en el mundo, FISO.

5. Financiera y Actuarial
• Desarrollo de sistemas de información confiables sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales en la región, FISO.
• Análisis de Siniestralidad del riesgo inherentes al trabajo. FISO, FASECOLDA 2003.
• Otro proyecto en la línea: modelos de prevención como estrategias de productividad.

6. Violencia y Trabajo
• Estudio epidemiológico sobre violencia en Colombia, Instituto de Medicina Legal FISO Universidad Nacional 2002.
• Diseño de modelos de prevención de violencia en el trabajo.
• Diseño de un modelo de Autoprotección Colmena de Riesgos Profesionales, 2002.

7. Medicina Laboral
• Diseño de un baremo único para los países de Centroamérica, 2003.
• Proyecto en la línea: construcción de indicadores de capacidad laboral y de estrés.

FISO LILIANA.CORREGIDO recuadros.doc 
 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial