No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> ENTREVISTA


Francisco Astelarra, Presidente de AACS “Hay Que Incrementar la Conciencia Aseguradora”



El nuevo presidente de la Asociación Argentina de Compañías de Seguros, Francisco Astelarra, destacó que la entidad se encuentra preocupada por el incremento de la siniestralidad en Responsabilidad Civil y del robo de vehículos en el interior del país. Asimismo, sostuvo que la Asociación trabaja en el procesamiento de bases de datos que permitan identificar cuáles son aquellos vehículos que carecen de cobertura de seguro, y en la creación de un Código de Buenas Prácticas Aseguradoras y de la figura del Defensor del Asegurado. Evaluó como muy positivo el accionar del Comité Asegurador Argentino y abogó por la pronta reposición del Consejo Consultivo del Seguro.


Mercado Asegurador (M.A.): ¿Cuáles son los desafíos centrales que la AACS tiene por delante?

Francisco Astelarra (F.A.): Uno de los principales desafíos de las entidades aseguradoras es incrementar la conciencia aseguradora. Esto conducirá a ampliar el universo de los asegurados en Argentina. Teniendo presente que más del 40% de los vehículos que circulan por las calles no cuentan con seguro, que alrededor del 40 a 50% de la superficie cultivada no posee cobertura de seguros agrícolas, que cerca del 60% de los inmuebles no tienen una adecuada cobertura contra incendio, una de nuestras principales metas es ampliar el conjunto de asegurados.

En este sentido, nuestras propuestas están basadas en aprovechar los avances tecnológicos para el procesamiento de las bases de datos disponibles mediante las cuales se puedan efectuar los cruces necesarios para determinar, por ejemplo, cuáles son aquellos propietarios de automotores que carecen de seguro. A partir de allí, se podrán instrumentar controles y sanciones para quienes circulan sin cobertura.

Otro de nuestros ejes de trabajo es mejorar la rentabilidad mediante propuestas tendientes a reducir costos y contener la siniestralidad. Estamos trabajando fuertemente en aquellos aspectos que hoy están elevando la siniestralidad de las entidades aseguradoras. Ya lo hemos hecho con la problemática del robo de automóviles y desarmaderos clandestinos. Hoy en día, también nos preocupa el aumento de la siniestralidad en Responsabilidad Civil, tanto en su frecuencia como en los montos determinados por la justicia.

Hay que tener en cuenta que la práctica aseguradora se basa en técnicas actuariales que necesitan un marco de previsibilidad. ¿Qué significa esto? Que ante siniestros similares, los montos sentenciados deben ser similares. Para ello, impulsamos la existencia de baremos, como en muchos mercados del mundo, que permiten objetivizar los importes a pagar en función de los daños ocurridos. Estos son cambios cuya discusión viene de larga data, pero estamos avanzando constantemente. Para lograr esta transformación se requiere una evolución en la manera de ver las cosas de determinados actores, que se desarrollan en un tiempo más lento del que nosotros anhelamos, pero aún así consideramos que estamos avanzando.

M.A.: ¿Cuáles son las ideas impulsadas por la AACS para mejorar los costos operativos de las entidades aseguradoras?

F.A.: Desde la Asociación se generan propuestas que ayudan a este proceso de disminución de costos. Un ejemplo de ello es el proyecto para la aplicación de la póliza electrónica en el ramo Caución, en el que estamos trabajando. Actualmente, dicho mecanismo está vigente sólo para las Cauciones Aduaneras.

M.A.: ¿Qué tendencias del mercado de seguros en Argentina preocupan a la AACS?

F.A.: Hay temas que nos siguen preocupando como el aumento de la siniestralidad en Responsabilidad Civil, los accidentes de tránsito y la enorme cantidad de muertes e incapacidades que dichos eventos provocan diariamente generando un enorme costo social en los sistemas de salud (estamos trabajando en proyectos de educación vial y prevención de accidentes) y la elevada presión tributaria que sufre el sector.

M.A.: ¿Qué conclusiones revelan las últimas estadísticas sobre el robo de automotores que posee la AACS?

F.A.: Aunque el número de vehículos robados en Capital Federal y Gran Buenos Aires se ha estabilizado durante los últimos meses, observamos con preocupación un incremento de estos siniestros en el interior del país. Lo mismo ocurre con los desarmaderos ilegales. Aunque el volumen de su actividad ha disminuido en la zona metropolitana de Buenos Aires, se está direccionando hacia distintas jurisdicciones provinciales.

En materia de robo de mercaderías ocurre un fenómeno similar. En Capital Federal y el Gran Buenos Aires ha habido una serie de acciones coordinadas con las fuerzas de seguridad, con buenos resultados. Pero distintas cámaras empresarias del transporte y otras entidades nos han hecho llegar informes que evidencian un incremento de este accionar delictivo en el interior del país.

M.A.: ¿A qué factores atribuye que la participación del seguro en el PBI nacional continúe siendo baja?

F.A.: A que existe una baja conciencia aseguradora. Y en muchas naciones en las que la participación del seguro en la riqueza nacional es superior, los sistemas de pensiones y de rentas vitalicias acumulan décadas de desarrollo, abultando las estadísticas de volumen de producción de los seguros. Este dato merece ser considerado cuando se analiza la contribución del seguro en el PBI.

También hay que tener en cuenta que en otras naciones los regímenes de incentivo impositivo son importantes, mientras que nosotros poseemos una elevada presión tributaria. Si la presión fuese menor, ¿cuanto más podría desarrollarse la actividad?

M.A.: ¿Cómo es la relación de la AACS con la Superintendencia de Seguros de la Nación?
F.A.: La Asociación posee un muy buen canal de diálogo con el organismo de control. No obstante, creemos que el Consejo Consultivo del Seguro debe recrearse lo antes posible a efectos de lograr consensos en el marco normativo de la actividad. El buen diálogo nos permite plantear disidencias con las últimas normas aparecidas. Pero entendemos que el Consejo Consultivo otorgaría un ámbito de diálogo previo a la sanción de resoluciones que las mejoraría.

Otro tema que estamos trabajando es el de generar nuestro propio Código de Buenas Prácticas Aseguradoras y la creación de la figura del Defensor del Asegurado. Muchos países europeos han sido pioneros en este tipo de iniciativas. Incluso, algunos latinoamericanos.

M.A.: A dos años de la creación del Comité Asegurador Argentino, ¿cómo juzga su accionar?

F.A.: El Comité Asegurador Argentino, que aglutina a las cuatro entidades más representativas del mercado, cuyos miembros representan el 90% del total de las primas de seguros, está llevando adelante un muy correcto funcionamiento. Este es un compromiso muy fuerte del sector empresario asegurador argentino. La mayor contribución del Comité consiste en trabajar en todos los temas que hacen a la relación con los asegurados y en presentar una voz unificada frente a las autoridades que expresa las preocupaciones de esta industria. Todas las decisiones en el seno del Comité se han tomado siempre con un amplísimo consenso. La posición unificada facilita el diálogo y la búsqueda de consenso con otros actores, en particular con el gobierno.

M.A.:¿Cómo evalúa la imagen que la sociedad posee del seguro?

F.A.: Considerando las denuncias que recogen los organismos de defensa del consumidor se observa que los casos que involucran a aseguradoras son muy pocos, en relación con las de otros servicios. Es decir, el seguro casi no aparece en las estadísticas de denuncias hacia las entidades prestadoras de servicios.

Por otro lado, es importante destacar la contribución a la sociedad del seguro. Sólo basta con pensar, ¿cómo sería un día sin seguros? Ese día no se contaría con ninguna protección para la vida y el patrimonio de las personas. También es necesario subrayar que la industria aseguradora paga más de 1.300.000 siniestros al año. Genera empleos en forma directa e indirecta para más de 75.000 personas. Y el seguro permite que todas las industrias sigan operando: las automotrices y autopartistas, por caso, gracias a la reposición y reparación de vehículos con indemnizaciones pagadas por las aseguradoras.

Aníbal E. Cejas

Roberto Sollito y Francisco Astelarra

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial