No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> ECOS DE FIDES 2005


Luc Albert, Vicepresidente Ejecutivo de Swiss Re America Corp. Swiss Re: Estrategia con Buenos Resultados



Durante la XXX Conferencia Hemisférica de Seguros, realizada entre los días 23 y 26 de octubre de 2005 en Caracas, Venezuela, entrevistamos a Luc Albert, responsable para Latinoamérica y vicepresidente ejecutivo de Swiss Re America Corp., quien nos habló sobre el buen gobierno, el impacto de la seguidilla de desastres naturales en la industria, la importancia de las cláusulas bien redactadas y las expectativas para las renovaciones del 2006 en la región latinoamericana.


Mercado Asegurador (M.A.): El Comité Organizador de FIDES 2005 tomó como tema central de la Conferencia "El buen Gobierno Corporativo". ¿A qué atribuye la importancia de esta elección en el sector asegurador?

Luc Albert (L.A.): En primer lugar, no se trata de un tema nuevo, ya que el buen gobierno siempre ha existido.
Esto incluye a las compañías de seguros, que también necesitan del buen gobierno.
Este aspecto hoy ha tomado mucha fuerza en el ámbito empresarial y se considera fundamental para manejar adecuadamente una entidad, respetando los intereses de todas las partes involucradas.
Este tema ha recibido particular atención en Swiss Re y le hemos dado aún más énfasis durante los últimos años, sobre todo porque estamos convencidos que todavía se puede mejorar mucho el buen gobierno en nuestra industria. La combinación de estos factores facilitó mi decisión de contribuir con una ponencia sobre este tema y así cumplir con un objetivo importante del Comité Organizador para esta edición de la Conferencia Hemisférica de Seguros.

M.A.: ¿Cómo han sido los últimos años para Swiss Re y cómo estiman que afectarán a los resultados de la compañía los últimos acontecimientos catastróficos? ¿Podrían implicar modificaciones los "ratings" que otorgan las calificadoras?


L.A.: Con relación a la seguidilla de catástrofes naturales, hasta ahora tenemos información sobre los huracanes Emily, Stan y Katrina, siendo este último el de mayor impacto. Según nuestras últimas estimaciones, para Swiss Re significaron 1.200 millones de dólares en pérdidas. Hace unas semanas también dimos a conocer que las pérdidas combinadas de Rita y Wilma costarán 750 millones de dólares adicionales a nuestra compañía.
Si bien se trata de pérdidas importantes, pensamos que serán absorbidas sin afectar la base del capital de nuestra empresa. Es más, pese a estas afectaciones, hemos ya comunicado a nuestros accionistas que en el año entrante se pagará un dividendo incrementado de CHF 2.50 por acción. También hemos anunciado que uno de los objetivos de Swiss Re -el de incrementar la rentabilidad en un promedio anualizado del 10% sobre el ciclo- no se logrará en este ejercicio.
Este año nuestros mercados en la región también se han visto impactados por otros acontecimientos de la naturaleza, principalmente en México y Guatemala (Emily, Stan y Wilma).

La estrategia de Swiss Re iniciada en 2002 de poner énfasis en la selección de mercados y clientes nos ha dado buenos resultados. Ahora tenemos una cartera más equilibrada con un esquema de reaseguros más apropiado, que pretende dar cobertura a los picos de siniestralidad que las cedentes no pueden retener.
Buscamos dar más coberturas de intensidad que de frecuencia y transparencia en la exposición y los precios. Sabemos que nuestros modelos pueden tener un margen de error, pero lo importante es aplicar modelos adecuados perfeccionados en función de la experiencia que vamos recogiendo.

M.A.: ¿En qué ramos operan con preferencia?

L.A: Aunque nos dedicamos a la mayoría de las líneas de negocios, debemos tener en cuenta que en Latinoamérica prevalece el ramo de daños (property). Nuestra selección de riesgos se hace con una visión a largo plazo, seleccionando los mercados en que queremos estar activos y, dentro de cada mercado, a determinados clientes, cuyo perfil cumple con una amplia serie de criterios diligentemente definidos, como por ejemplo su capacidad de suscribir los diferentes ramos de seguros. Vale destacar que no operamos en responsabilidad civil automotores como cobertura principal, ni tampoco mala praxis en la región. Trabajamos en sub-líneas más sofisticadas, como E&O o D&O, de manera muy selectiva, ya que pensamos que en Latinoamérica aún no hay suficiente "know-how" como para otorgar la pluma a cualquier cedente.
Sin embargo, nuestro objetivo predominante es el de hacer negocios rentables para ambas partes con una visión a largo plazo.

M.A.: La deficiente redacción de algunas cláusulas ha provocado problemas de interpretación y en muchos casos situaciones litigiosas. ¿Qué opinión tiene Swiss Re al respecto y qué acciones se han llevado a cabo para solucionar este problema?

L.A.: La deficiente redacción en muchos casos es el resultado de traducciones de textos extranjeros o de la modificación errónea de cláusulas existentes, tanto internacionales como locales. Para solamente mencionar algunas consecuencias, eso puede resultar en que el texto de una cláusula quede ilegible o se preste a múltiples interpretaciones; que se otorguen coberturas no relevantes para el entorno local; que se incluyan leyes o regulaciones extranjeras por medio de una traducción literal; o que la traducción sea tan literal que se pierda el sentido del texto. De cualquier manera, estas ambigüedades crean fuentes de conflicto en el caso de un siniestro y, en muchas ocasiones, provocan un incremento de costos de la pérdida por gastos legales o una extensión considerable del tiempo de ajuste. Lo anterior se puede evitar muy fácilmente, siempre considerando la intención exacta del texto de una cláusula y su aplicación dentro del entorno en el cual se aplique, tomando en cuenta aspectos legales y reguladores.

M.A.: Ante los acontecimientos del 2004 y 2005, ¿considera que los riesgos de la naturaleza de características catastróficas deben afectar necesariamente las condiciones de reaseguro del mercado de riesgos tradicionales o pueden tratarse como un mercado especial, como ocurre, por ejemplo, con el terrorismo?

L.A.: El mercado de reaseguros es internacional y se maneja como una mercancía ("commodity"). Es por ello que estos hechos catastróficos afectan a todo el mercado (por ejemplo, el precio del petróleo), pues la oferta y la demanda causan un desequilibrio que incide en el capital con un costo.
A raíz de los recientes eventos debemos revisar los modelos que estamos usando, tanto los de proveedores comerciales como los internos de las reaseguradoras, porque sin duda estos últimos acontecimientos tendrán un impacto en el costo de las coberturas catastróficas. Este impacto será mucho más marcado en las zonas afectadas, pero con certeza también se expandirá a otras coberturas catastróficas en otras regiones en las que no están tomándose en cuenta una serie de aspectos que podrían agravar el riesgo.
Anticipo que, sobre todo en las regiones afectadas, cambiará el apetito de asumir riesgos, tanto en el mercado directo como en el de reaseguros, resultando en un impacto más amplio en otras líneas de negocio. A mi modo de ver, riesgos catastróficos siguen asegurables, aunque, como siempre, la capacidad disponible variará en función del apetito de los reaseguradores y el precio del mercado. Un aspecto importante en este contexto es la calidad de la capacidad que se refleja en la solvencia financiera del proveedor. Obviamente, un nivel de "security" elevado se traduce en un precio más alto.
Sin embargo, por la existencia de estadísticas amplias y relativamente confiables, así como el aprendizaje continuo -por ejemplo por medio de eventos reales-, los riesgos de la naturaleza se pueden modelar y cotizar. En este sentido, no son comparables con el riesgo de terrorismo, cuya modelación no es posible por las ambigüedades de su dimensión, su impacto o su naturaleza, para sólo mencionar algunas.

M.A.: ¿Cómo vislumbran el comportamiento del mercado de reaseguros para las renovaciones del 2006 en América Latina?

L.A.: Siguiendo con lo contestado en la pregunta anterior, es evidente que todos los participantes del mercado están al tanto de lo que pasará en la renovación del 1º de enero. Aunque la mayoría de los contratos en la región, y particularmente los de los países afectados, se renueven a mediados del año, vamos a ver un aumento en las tarifas por eventos catastróficos en otros mercados como Colombia y Venezuela. Además, como las consecuencias de los recientes huracanes apenas quedarán más claras en el transcurso del año entrante, espero que el mercado de reaseguro mantenga su posición reservada en cuanto a la distribución de capacidad catastrófica, así como el precio, y los términos y condiciones correspondientes. De acuerdo a lo anterior, anticipo que los precios catastróficos estarán al alza durante todo el 2006, con porcentajes en función de las afectaciones efectivas de un mercado particular y la inclusión de lo aprendido a raíz de los eventos ocurridos durante 2004 y 2005 en los modelos. En las líneas no catastróficas, por lo menos se observará una detención del deterioro de los precios; en algunos mercados, incluso se verán incrementos.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial