No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> ENTREVISTA


“Asesoramos a la Gente para que Haga un Buen Trabajo”



El CEO del Grupo Chiltington International, Wolfgang Eilers, afirmó que el negocio de run off crecerá a escala global sólo en el área del seguro directo, que la empresa está actualmente enfocada hacia la consultoría técnica y la auditoría interna de seguros y reaseguros, y que en los mercados menos desarrollados el management es aún reacio a utilizar la opinión de los consultores externos.


El Grupo Chiltington, que ofrece una variada gama de servicios a la industria del seguro y el reaseguro, recibió a fines del año pasado el Reactions Award 2006 como la mejor consultora del año. El premio se basa en la opinión de los lectores de la conocida publicación internacional, y no se refiere exclusivamente a su actividad de run off sino también a su tarea como consultora.
La distinción otorgada por “Reactions” fue recibida, en un evento especial realizado en New York, por el CEO del Grupo Chiltington International, el Dr. Wolfgang Eilers, evento del cual también participó el Sr. Martín Smith, director para Latinoamérica con sede en Buenos Aires. Pocos días después del acontecimiento, el Dr. Eilers fue entrevistado por “Mercado Asegurador” sobre temas como la perspectiva del negocio de run off y los renovados servicios que ofrece la consultora internacional.

Mercado Asegurador (M.A.): ¿Está creciendo el negocio de run off a nivel mundial?
Wolfgang Eilers (W.E.): El run off en el negocio de reaseguro no está creciendo. Pero el run off en el área del seguro directo sí crecerá en el futuro. Esto es una realidad para la mayoría de los países, debido a la consolidación de los mercados. Estamos viendo gran cantidad de compras y fusiones de compañías que implican un run off. Y las entidades medianas y pequeñas tendrán carteras en run off porque dejarán de trabajar en algunos nichos de mercado para especializarse en otros. También veremos compañías que entrarán en run off por problemas financieros debido a no poder seguir el ritmo de las más grandes. Y la presión de los supervisores de seguros y de las agencias de calificaciones en el mundo a incrementar la solvencia y los capitales de las entidades, puede contribuir a llevar a algunas entidades al cierre, y éstas requerirán servicios de run off.
M.A.: ¿El run off es hoy más sofisticado?
W.E.: El negocio de run off es más sofisticado sólo en algunos países, como en Inglaterra y algunas naciones europeas como Noruega, Suecia, Finlandia, Holanda o Alemania. En otros mercados, incluso en los Estados Unidos, el run off todavía no es muy sofisticado porque las compañías no poseen mecanismos de salida, como los “Esquemas de Arreglo” en Inglaterra (figuras parecidas a una convocatoria de acreedores pero más ordenadas, con un juez y un administrador, y donde cada acreedor registra su deuda, entre los que encontramos los “Solven” y los “Insolvent Schemes of Arrangement”). Al no existir estos mecanismos de salida, las compañías deben conservar los portfolios dentro de las empresas o venderlos. Por ello, sostengo que los otros mercados son más sofisticados.
M.A.: ¿Cómo se desenvuelve el negocio de run off en Europa y Estados Unidos?
W.E.: Como dije, no existe actualmente un gran mercado de run off de reaseguro en Europa y aunque sí lo hay en Estados Unidos, nada nuevo asoma. Entonces, el desarrollo y crecimiento del run off están más relacionados al seguro directo que al reaseguro. Por ello, de alguna manera, su impulso está atado al crecimiento económico. Cuanto mejor evoluciona el negocio de las compañías, se requiere menor servicio de run off. Su desenvolvimiento también está ligado a la concentración de operadores. En los últimos años hemos visto muchas fusiones de reaseguradores globales. A menor cantidad de operadores, menor negocio de run off. Pero también debemos observar muy atentamente qué está pasando en Bermuda. Allí hay un gran número de nuevos reaseguradores que están suscribiendo riesgos en áreas catastróficas que pueden ser afectados por eventos de la naturaleza y con ello puede aparecer una nueva fuente de casos de run off.
M.A.: Dentro de este esquema, ¿Cómo aparece Latinoamérica?
W.E.: En Latinoamérica no hay gran cantidad de compañías reaseguradoras activas. Aquellos que sí están activos continuarán con sus negocios o serán comprados por otro operador de mayor volumen. Por ejemplo, el IRB de Brasil ha puesto en run off su negocio internacional. Pero no el área de riesgos nacionales. Por ello, no puedo suponer que habrá una fuerte actividad de run off en esta región. Por el lado del seguro directo, se observa una necesidad de consolidación de varios de los mercados en la región. En Argentina, por citar un caso, existe una gran cantidad de compañías. Si la Superintendencia de Seguros de la Nación incrementa sus exigencias de márgenes de solvencia o capital, tal vez varias de las entidades argentinas tomen la decisión de entrar en run off. Este escenario también es válido para muchos otros mercados en Latinoamérica.
M.A.: ¿La asbestosis en Estados Unidos puede provocar aún la quiebra de alguna compañía?
W.E.: La indicación que se recibe del mercado en general es que es un problema del pasado. El mercado considera que se ha llegado a un pico de reclamos, y desde entonces el problema se encuentra nivelado y se estima que comenzaría a disminuir. Si uno observa los reclamos por asbestosis en el seguro directo, se percibe que todavía hay muchas compañías que están tratando de hacer “cut off”’ en esta área, luego de haber incrementado sensiblemente sus reservas. Existe una necesidad de salirse de esas carteras. Hace 5 años se hubiera pensado que los reclamos relacionados con asbestosis, riesgos de la salud y polución habían llegado a su pico. Pero luego, continuaron las demandas. Y nadie lo esperaba. Entonces, es muy difícil estimar cuál será la evolución futura de este tipo de reclamos. Incluso, puede haber riesgos subyacentes que sigan apareciendo. Por ejemplo, Equitas, comprada por Berkshire Hathaway, está en run off hace 10 años. Observando sus reservas, el 70% está relacionado con asbestosis, salud y polución.
M.A.: ¿Qué desarrollo ha tenido cada una de las áreas en las que Chiltington está trabajando?
W.E.: En el pasado, Chiltington estuvo más enfocada a brindar soluciones a la industria de seguros y reaseguros en el área de run off. Hoy es muy difícil distinguir cuáles son productos de run off y cuáles no. Todos los productos clásicos desarrollados por Chiltington como recupero de reaseguros, cut off o auditorías, están destinados a acelerar y mejorar el ritmo de un proceso de run off. Pero estos productos también son importantes para compañías activas. Muchas entidades, sobre todo en América Latina, tienen problemas con los recuperos de reaseguro. Y lo mismo ocurre con los cut off.
Aunque seguimos distribuyendo nuestros productos tradicionales, ahora estamos cambiando el foco. Nos estamos dedicando más fuertemente a la consultoría, sobre todo en auditoría interna y asistiendo en segmentación de mercado, u optimización del rendimiento de una línea de negocio, entre otros temas.
M.A.: ¿Cuál es el origen del cambio de estrategia?
W.E.: Existe una tendencia mundial, particularmente vigente en Europa y el Reino Unido, a que las compañías mantengan la administración del run off dentro de su propia estructura interna. Por ello, el negocio de administración de run off en el mundo está disminuyendo y hay mucha competencia. El volumen de run off administrado por Chiltington se deriva mayormente de las compañías que hemos comprado, y en proporción, la administración de run off para terceros es menor.
Basados en este escenario, en los últimos cinco años Chiltington se ha posicionado como proveedor de productos para que las compañías de seguros puedan mejorar su negocio en marcha y en servicios de consultoría. Los ingresos de Chiltington a nivel mundial hoy se componen en un 35% de servicios de run off y el 65% restante deriva de la consultoría. Hemos dado vuelta la ecuación de ingresos durante los últimos años.
M.A.: ¿Cuáles son los servicios de consultoría brindados por el Grupo Chiltington International?
b W.E.: Nuestros servicios de consultoría pueden dividirse en dos bloques: la consultoría técnica y aquellos productos relacionados con la auditoría.
El primer bloque está compuesto por el “Management Consultancy”. En esta área asistimos a los directorios de las compañías en decisiones estratégicas. Son medidas relativas a continuar operando o no en una determinada línea de negocio o área geográfica, entre otros temas. En este sentido, hacemos análisis de exposición y rendimientos, comparaciones con la posición de los competidores, y todo otro análisis que le permita al management tomar una decisión. Luego, si la decisión es no continuar con el negocio, los asistimos en la estructuración de estrategias de salida, como vender la compañía, transferir el portfolio, la liquidación voluntaria, o colocar el negocio en run off. En el negocio en marcha, asesoramos sobre cómo mejorar los ratios combinados y cómo hacer crecer el negocio por compra o iniciando nuevas líneas de productos.
La otra parte de nuestra actividad es el área de auditoría, mediante la cual asistimos a los reaseguradores para realizar auditorías previas a las renovaciones de sus contratos, auditorías contables, de siniestros e internas de las aseguradoras. Todas estas técnicas de auditoría en seguros como en reaseguros nos posibilitan realizar trabajos de “Due Diligence”. Principalmente, nuestras oficinas en Inglaterra y Estados Unidos, realizan “Litigation Support”, que consiste en asistir a las firmas de abogados en arbitrajes y litigios en el área técnica.
Asimismo, colaboramos con los directorios de las compañías para que controlen que todos los procesos de sus empresas se realicen en línea con las regulaciones de la actividad.
Nuestra experiencia de 24 años ayudando a resolver problemas a las compañías aseguradoras nos permite conocer muy buenas herramientas que contribuyen a que otros operadores no cometan los mismos errores del pasado, o asistirlos para solucionarlos.
M.A.: ¿En este último tipo de tareas se encuentra colaboración de parte de los gerentes o se requiere una línea de autoridad directa desde el directorio de la compañía?
W.E.: La directiva tiene que emanar desde el mismo directorio de la compañía, porque a veces existe cierta resistencia al cambio o al control. No obstante, en muchos casos, los mandos medios involucrados en los procesos llevados adelante por Chiltington evaluaron que nuestra intervención les ha resultado sumamente útil porque así han podido concretar cambios o la adquisición de nuevo software que ellos mismos venían impulsando desde tiempo atrás pero sin éxito. Gracias al resultado de la auditoría, el directorio decidió efectuar los cambios y las inversiones necesarias. En muchos casos en los que las tareas se realizaban correctamente y se podían mejorar con herramientas externas que no se suministraron hasta nuestra intervención, los equipos internos de las compañías que obtuvieron la mejora se mostraron muy agradecidos con nuestra tarea. Cuando las cosas se estaban haciendo mal, el panorama fue muy distinto.
M.A.: ¿Cómo evalúa la calidad de la información que las cedentes transmiten a sus reaseguradores en Latinoamérica?
W.E.: Es importante que en Latinoamérica se avance en la transparencia de la información, que las compañías provean de mejor información a los reaseguradores. Por ejemplo, en México, luego de los últimos huracanes, los reaseguradores solicitaron a las cedentes cierta información que éstas no tenían en su poder. Ello generó innumerables dificultades. Las compañías deberán mejorar la calidad de su información porque los reaseguradores incrementarán sus requerimientos en cuanto a la excelencia de los informes y realizarán mayores controles al momento de pagar. Si las compañías desean afianzar su activo “reaseguro” deberán trabajar en su información con mayor profesionalismo y transparencia, tanto para obtener la cobertura como para cobrar los siniestros.
Cuanto más transparente es la información cursada al reasegurador, menores son los problemas en esta relación. La tendencia en el pasado era, en algunos mercados, ocultar cierto tipo de datos temiendo que el precio del reaseguro se elevara o que se otorgara una cobertura más restrictiva. Pero hoy, el escenario ha cambiado.
M.A.: ¿Cuál es el nivel de aceptación de los consultores externos en la industria del seguro?
W.E.: En los mercados más desarrollados, el management aprecia y acepta el valor de una mirada externa, profesional e independiente. Un consultor internacional tiene una visión global sobre cómo se está desarrollando el negocio en los Estados Unidos, Japón, Inglaterra, Europa, y Latinoamérica. Esto también los ayuda a elevar su valor agregado y mejorar su estrategia mundial. En mercados menos desarrollados el management es más reacio a utilizar la opinión de los consultores ya sea porque creen que ellos lo pueden hacer mejor o porque no logran ver el valor agregado que el consultor puede conferir a su negocio. Nosotros asesoramos a la gente para que haga un buen trabajo. De esta forma, la compañía es más rentable y exitosa.

Aníbal E. Cejas

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial