No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> REASEGUROS


Reaseguros: Compensación de Primas Impagas con Siniestros



Un reciente fallo en Londres aclaró una cuestión polémica: ¿Pueden los brokers de reaseguro compensar primas impagas con siniestros? Julian Miller socio y especialista en reaseguros del estudio Beachcroft LLP, explica en este artículo cuál fue el criterio de los jueces .


El rol de los intermediarios ha sido examinado exhaustivamente durante los últimos años. Jueces y autoridades de supervisión coincidieron en formular comentarios -en ocasiones críticos- sobre la forma en que operan los brokers. Pero que éstos sean la parte agraviada es mucho menos frecuente.
Fue esto, sin embargo, lo que ocurrió en un caso reciente -Heath Lambert vs. Banesco Seguros CA (Junio 9, 2006). Banesco aseguró una flota de buques venezolanos. Scort, un broker venezolano que representaba a Banesco, dio instrucciones a Heath para colocar en el mercado de Londres un reaseguro marítimo facultativo. Al hacerlo, Heath se responsabilizó por el pago de la prima. Sin embargo, ni la cedente ni el corredor de Venezuela reintegraron las primas a Heath.
Cuando los reaseguradores de Londres tuvieron que pagar siniestros, Heath decidió tomar la cuestión en sus manos, haciendo valer su derecho a retener los pagos por siniestros que recibieron bajo el reaseguro, con la intención de transferir al asegurado el importe neto de las primas que se les adeudaban.
La cedente sostuvo primero que Heath había pagado la prima a los reaseguradores cuando en realidad no necesitaba hacerlo. Si su pago fue hecho voluntariamente no existía responsabilidad alguna y no podían pretender que se los indemnice. Este argumento fue correctamente rechazado en un litigio anterior: la Ley de Seguro Marítimo de 1906 [Marine Insurance Act 1906 - MIA] establece que el broker es “directamente responsable” por las primas de negocios marítimos regidos por la ley inglesa. No resulta tan claro si habría alguna diferencia si se tratase de un negocio no-marítimo.
Aunque hoy los importes en juego no se considerarían tan importantes, se produjo una larga disputa con numerosas audiencias en tribunales.

Antecedente del Caso

En el juicio anterior hubo algunas discusiones sobre el carácter en que había actuado Scort cuando pasó el negocio a Heath: Scort sostuvo que había actuado como facilitador para el asegurado, y que la cedente había recurrido directamente a Heath como su broker colocador; la cedente, por su parte, sostuvo que Scort había actuado como su broker de reaseguros.
Esto podía resultar significativo cuando se decidiese quién era responsable ante Heath por el reintegro de la prima. Si Scort era el broker productor, sería suya la responsabilidad de pagar la prima a Heath; si sólo fue un facilitador y Heath fue el agente directo de la cedente, Heath tendría que reclamarle a esta última. Se coincide en que al menos una de las demandadas era responsable ante Heath.
La cedente sostuvo que si Scort era responsable de pagar la prima a Heath ésta no tendría un derecho de retención sobre el dinero del siniestro. El juez discrepó y falló que, en cualquiera de ambos casos, Heath tenía derecho a retener la prima impaga de los fondos que pagó el reasegurador. El juez citó la Sección 53(2) de la Ley de Seguro Marítimo de 1906 que otorga al broker “contra el asegurado, un derecho de retención sobre la póliza por el monto de las primas y los recargos para emitir la póliza”.

Resultado

Esto significaba que los brokers tenían derecho a retener el producto de los reclamos “en la medida en que ello sea necesario para satisfacer la deuda garantizada por el derecho de retención”.
El juez citó asimismo dos pasajes tomados de un texto académico que había sido aprobado por la Corte de Apelación: “El agente que celebra una póliza para su mandante y anticipa la prima o se responsabiliza por ella, y retiene la póliza sin entregarla, tiene un derecho de retención sobre la misma por el monto de su comisión y de la prima hasta que reciba el pago o se le faciliten los fondos para hacer el pago, sin importar si su mandante directo es el propio asegurado o un agente que intermedia y, en este último caso, sin importar si el mandato intermedio era o no conocido por el subagente que reclama el derecho de retención. Cuando se autoriza al broker a cobrar los siniestros o los reintegros de primas, queda expresamente reconocido y parece estar claramente establecido su derecho a retener de los fondos que reciba la suma sobre la que tiene tal derecho de retención”.
En consecuencia, el tribunal falló que Heath tenía derecho a retener la prima sobre los fondos correspondientes al siniestro, sin importar si la cedente o cualquier otro intermediario tenía la obligación directa de pagarla. Recalcó el tribunal que este fallo era lo que requería la justicia de la situación: “Sería obviamente injusto pretender que Heath Lambert entregue el producido de un siniestro bajo la póliza sin tener la posibilidad de resarcirse por las primas impagas”.
Seguramente serían pocos quienes objetarían este fallo.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial