No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> BALANCES


Jorge D'Urbano, Subgerente General de HSBC Seguros Los Balances Muestran una Mejora Técnica



Pese al desplome del resultado financiero, las aseguradoras cerraron un buen balance. Ayudó la mejora del resultado técnico, en línea con la nueva exigencia del organismo de control. Igual persiste el quebranto técnico en el ramo Automotores. Preocupa la inflación y la incertidumbre financiera.


El sector asegurador argentino cerró un buen ejercicio anual 2007/2008. A pesar de que la crisis financiera internacional y local golpeó fuerte en el resultado financiero, generando caídas de rentabilidad cercanas al 50%, las aseguradoras lograron cerrar un balance positivo. Tomando los resultados consolidados, la novedad fue la recomposición del rojo técnico que el sector presentó en el período anterior.
De todas formas, las aseguradoras de riesgos generales continuaron registrando un quebranto técnico, fundamentalmente en el ramo Automotores.
En los doce meses del ejercicio, la producción mantuvo un ritmo de crecimiento sostenido, cercano al 35%. En materia siniestral, ante el aumento de la frecuencia y de los montos de los siniestros medios, por suba de los costos de mano de obra, repuestos y lesiones, las compañías imprimieron cambios en sus políticas de suscripción y reforzaron las políticas transaccionales. Además, subieron las tarifas de Responsabilidad Civil.
Para el ejercicio en curso las preocupaciones de los empresarios se centran fundamentalmente en el proceso inflacionario que vive el país. Estiman un escenario de baja en las ventas y aumento de la competencia por precio.
“Mercado Asegurador” consultó a Aquilino Madariaga, presidente de Federación Patronal Seguros; Jorge D’Urbano, subgerente general de HSBC Seguros; Néstor Abatidaga, gerente general del Grupo Sancor Seguros; Eduardo Sangermano, gerente general de San Cristóbal; Daniel Revelo, director División Comercial y Técnica de Allianz Argentina; y Rafael Luis Cargnelutti, gerente de la Unidad de Negocios de Riesgos Patrimoniales del Grupo Asegurador La Segunda.

Resultados

Los operadores consultados lograron en este ejercicio recomponer en parte las fuertes pérdidas técnicas de los años anteriores.
Madariaga de Federación Patronal presentó los números de su compañía: “La producción del ejercicio fue de $ 1.370,5 millones. El resultado técnico arrojó una pérdida de $ 13,9 millones y el financiero una ganancia de $ 54,9 millones. No obstante ello, el resultado técnico de las operaciones, por distribución del financiero arrojó, para todos los ramos a excepción de Riesgos Varios, utilidad. Consecuentemente, fue cumplimentada la Resolución Nº 32.080”.
“La utilidad del ejercicio -continuó- sin tomar, en cuenta el Impuesto a las Ganancias, alcanzó a la suma de $41 millones. En cuanto al Patrimonio Neto, éste cerró en la suma de $ 199 millones”.
Sancor, explicó Abatidaga, cerró su ejercicio Nº 62 con muy buenos resultados: “Nuestras ventas tuvieron un incremento del 37% con relación al año anterior, superando el promedio del mercado asegurador, eso nos permite mantenernos dentro del grupo de las aseguradoras líderes del mercado. Asimismo, nuestra empresa ha obtenido resultados técnicos favorables, hecho que permitió contrarrestar la no tan óptima rentabilidad de los resultados financieros y mejorar el resultado final positivo del ejercicio anterior. Ello, a su vez, nos ha posibilitado potenciar el incremento patrimonial que año tras año venimos obteniendo, alcanzando en este ejercicio un crecimiento del 30%”.
En HSBC Seguros, explicó D’Urbano, “la producción del ejercicio fue de $ 941,1 millones, lo que representa un incremento del 36% respecto al período anterior. El resultado final antes de impuestos fue de $ 44,9 millones y después de impuestos fue de $ 32,8 millones, el resultado técnico fue de $ 8,1 millones, cuando en el ejercicio anterior registramos una pérdida técnica de $ 10,4 millones. El resultado financiero fue de $ 36,8 millones, un 5% menos que el período anterior. El patrimonio ascendió un 14% ubicándose en $ 144 millones”.
Por su parte, Sangermano de San Cristóbal resaltó que “la Sociedad ha conseguido una importante mejora de su resultado, mostrando beneficios, a diferencia del período precedente. El resultado fue positivo en $ 5 millones. El patrimonio de la Sociedad asciende a $ 205,4 millones. Muestra un leve incremento con relación al ejercicio anterior a pesar de la absorción del último tramo del incremento de las reservas de siniestros y de IBNR, producto de la aplicación de la Resolución Nº 31.135 de la Superintendencia de Seguros de la Nación”.
“El crecimiento de las primas y recargos devengados -continuó- fue del 30%. El resultado técnico mejoró sustancialmente en comparación con el ejercicio pasado, aunque sigue siendo negativo. El resultado financiero fue positivo, aunque menor al del ejercicio anterior, producto de una caída significativa en los precios de los títulos públicos y las acciones locales, y el tipo de cambio que afectó las inversiones en el exterior. Por otro lado, impactaron de forma positiva en su conformación los activos a tasa de interés (plazos fijos, letras del BCRA, fideicomisos financieros) y préstamos garantizados”.
En Allianz, Revelo explicó: “Hemos superado las cifras de producción proyectadas obteniendo un crecimiento de 39,4% versus el año anterior, marcando un crecimiento récord de los últimos cinco años. El resultado técnico obtenido fue positivo $ 7,2 millones y el financiero de $ 22,7 millones. Nuestro combined ratio fue de 96,8% y nuestro patrimonio neto de $ 78,3 millones”.
Cargnelutti de La Segunda dijo: “Hemos concluido un ejercicio de intenso trabajo en forma mancomunada con nuestra fuerza de ventas, el cual nos posibilitó el logro de un significativo crecimiento de la producción en un 48% respecto al ejercicio anterior, incremento que se ha mantenido en forma sostenida durante los últimos ejercicios”.
“Particularmente en riesgos Agrícolas, continuó, hemos finalizado una exitosa campaña con un incremento en la producción del 62% y en la cantidad de hectáreas en un 32%, consolidando así nuestra posición de liderazgo en este segmento del mercado. En Automóviles el crecimiento fue del 47% y los vehículos expuestos aumentaron 15% manteniendo el posicionamiento que tradicionalmente tenemos en el ramo y esperamos cifras oficiales para compararnos con la evolución del mercado. El importante crecimiento no sólo se ha experimentado en los ramos antes mencionados. Para el caso de los demás ramos patrimoniales, el incremento promedio se encuentra por encima del 30%”.
“Al 30 de junio -agregó Cargnelutti- el resultado técnico de los ramos patrimoniales arrojó una ganancia de $ 1,5 millones y revirtió una importante pérdida del ejercicio anterior. El resultado financiero fue positivo en $ 36,8 millones, lo que comparado con el ejercicio anterior muestra una variación negativa en el orden del 36%, básicamente dado por la crisis financiera internacional. El resultado final del ejercicio fue de $ 38,3 millones. El patrimonio neto se encuentra en $ 196,6 millones habiéndose incrementado en un 15% y ubicándonos entre los primeros puestos del mercado”.

Siniestros y Gastos

Para lograr los resultados recién expuestos, los empresarios trabajaron fuerte sobre los siniestros y los gastos.
“En cuanto a los siniestros -explicó Revelo de Allianz- podemos decir que a lo largo del ejercicio hemos podido notar que han aumentado tanto las frecuencias como así también los montos de los siniestros medios. Con respecto a los gastos, si los comparamos con el ejercicio anterior, han tenido un aumento significativo pero hemos podido bajar el ratio en 0,9%. Esto lo hemos logrado debido a que hemos avanzado muchísimo en los procesos de automatización y diversas funcionalidades que les damos a nuestros productores a través de nuestra página Web. Este es un punto muy valorado por toda nuestra red, debido a que le permite al agente dar un servicio casi instantáneo al asegurado ahorrando tiempo y esfuerzo”.
En la misma línea, Sangermano comentó: “Durante todo el ejercicio se ha hecho especial hincapié en la suscripción de negocios, mejorando esto la siniestralidad. En este sentido, los índices siniestrales han disminuido en promedio 9 puntos por ramo. En términos relativos, los de más importante baja y que impactan por su peso en el resultado del negocio son: Automotores que descendió un 10%, Granizo 4%, Accidentes Personales 8%, Transporte 9%, Vida Colectivo 19% e Incendio 16%. A pesar de esta mejora, no podemos dejar de mencionar que la inflación impacta directamente en el costo siniestral y esto atenta contra el negocio. En lo que refiere a los gastos se han mantenido en un nivel similar al de años anteriores”.
En HSBC Seguros, registraron una reducción de uno y dos puntos porcentuales en siniestros y gastos, respectivamente. Los siniestros representaron el 50% de la prima ganada y los gastos el 49%.
En Sancor, puntualizó Abatidaga, “en términos generales, hemos logrado disminuir en forma considerable la incidencia de los siniestros y los gastos sobre nuestras primas, lo cual ha sido el factor determinante que ha permitido alcanzar un resultado técnico positivo. La baja de la siniestralidad estuvo dada básicamente por la importante mejora de la rama Automotores y la buena campaña de los riesgos Agrícolas”.
En tanto, en Federación Patronal, según explicó Madariaga, “los siniestros mantuvieron el nivel esperado debido al constante control que se ejerce sobre ellos, así como los gastos llegaron al 32,50%, sumados los de explotación y de producción”.
La siniestralidad de nuestra cartera -dijo por su parte Cargnelutti de La Segunda- refleja un crecimiento del orden del 12% y específicamente para Automóviles, las cifras superan el 17%. Lamentablemente en nuestro país continúan siendo alarmantes los accidentes de tránsito con pérdidas de vidas humanas, gran número de lesiones dejando secuelas de incapacidad y pérdidas materiales de todo tipo”.
En este sentido, agregó, “desde hace varios años venimos desarrollando diversas acciones de educación vial para la sociedad en general, pero sólo mediante la activa participación de nuestras colegas, de organizaciones privadas y principalmente del Estado Nacional podremos conseguir atenuar este verdadero flagelo”.
Y precisó: “Respecto a juicios y mediaciones son situaciones instaladas en nuestra actividad y son la vía mediante la cual se pretende obtener valores indemnizatorios que superan con creces los verdaderos daños producidos. Durante el ejercicio 2007/08 hemos combinado una intensa política transaccional con el trabajo permanente en atención de siniestros y hemos intensificado el accionar de nuestros estudios jurídicos a fin de cerrar la mayor cantidad de casos posible. Como resultado hemos logrado mantener el total de juicios y mediaciones en cifras similares al 30 de junio de 2007, a pesar de los incrementos de la siniestralidad. Con relación a los gastos de producción y explotación, los mismos se incrementaron en consonancia con la producción, no habiéndose producido desvíos respecto a la tendencia que se ha venido manifestando en los últimos períodos”.

Inflación

El proceso inflacionario, que se agudizó durante los doce meses del ejercicio, impactó en la cuenta técnica, en siniestros, servicios y salarios, y en la cuenta financiera, ya una parte importante de las inversiones de las aseguradoras están en instrumentos que ajustan por la inflación oficial, hoy fuertemente cuestionada.
Madariaga advirtió: “La inflación es el flagelo desequilibrante sobre el que hay que estar muy atento por cuanto generalmente, los ajustes son realizados y comienzan a surtir efectos con mucha posterioridad al que con anterioridad ya va sufriendo en pagos de más la compañía. Este factor debe tenerse muy en cuenta para ir ajustando las primas a medida que dicho desequilibrio comienza a notarse”.
En tanto, detalló Sangermano, “nuestra empresa ha tratado de buscar un equilibrio de los factores que puedan influir en la relación del precio, la calidad de servicio y el respaldo económico financiero. Para que el negocio asegurador cierre siempre se deben conjugar acciones de contención de costos, especialmente siniestrales, y corrección de tarifas. En un contexto inflacionario como el que estamos viviendo, esta última medida se torna inevitable”. D’Urbano de HSBC Seguros enumeró las acciones llevadas a cabo para contrarrestar el impacto inflacionario: “AutoScoring nos permite realizar ajustes mensuales. Pero además implementamos pólizas semestrales para los productos de flotas y camiones, e hicimos up grades de coberturas (en Hogar Seguro, Integral de Comercios y PyMEs) para evitar los infraseguros en estos productos. También desarrollamos nuevos productos y servicios, como por ejemplo Siniestros 24. Hicimos una importante reducción en los gastos y trabajamos sobre la emisión rápida”.
Revelo de Allianz explicó: “Este negocio es muy sensible al movimiento de las variantes económicas de la economía real, impactando directamente en los siniestros, servicios y salarios. Por otro lado, los instrumentos financieros de inversión se ajustan por CER, lo que produce un descalce que impacta directamente en el patrimonio de la compañía. Frente a esta realidad, no nos queda otra que ajustar de manera paulatina las tarifas y revisar permanentemente nuestras pautas de suscripción a fin de no tener desvíos significativos. Hacemos reuniones con nuestros productores donde tratamos estos temas y consensuamos las medidas a tomar a fin de que no se produzcan impactos bruscos que nos dejen fuera de mercado”.
Cargnelutti de La Segunda apuntó hacia el índice: “Dicen que no hay peor problema que aquél que no se quiere ver; desde hace aproximadamente un año y medio sabemos que en nuestro país existe un crecimiento inflacionario importante afectando todas las actividades económicas, aunque no podemos cuantificarlo con certeza. En lo que respecta a nuestra actividad, contamos con diversos indicadores mediante los cuales estimamos para el último ejercicio, un incremento en el costo de la mano de obra de talleristas y concesionarias del orden del 40%, de repuestos que oscilan entre el 25% y el 38%; para lesiones los incrementos rondan el 25%”.
En cuanto a las acciones que pueden implementar las aseguradoras para defenderse ante un proceso inflacionario, el ejecutivo de La Segunda dijo: “Son escasas y en muchos casos van en contra de nuestro espíritu de servicio y de los intereses de nuestros asegurados y terceros; por ejemplo, si usáramos este proceso para obtener beneficios dilatando el pago de siniestros. En este sentido, continuamos con la política implementada hace varios años, realizando el pago en forma inmediata luego de arribado a un acuerdo”.
Donde sí han actuado es en precios: “Respecto a las tarifas de Automóviles para la cobertura de RC hemos tenido que efectuar algunos ajustes que acumularon entre un 12% y un 30% dependiendo del tipo de vehículo y zona de riesgo”. Sin embargo, aclaró, “estos incrementos fueron sólo un paliativo ante el desfasaje tarifario que venimos arrastrando desde hace varios años y apenas logra reducir las pérdidas que continuamos soportando en la cobertura de Responsabilidad Civil, por lo que debemos continuar con un ajuste progresivo para acompañar el proceso inflacionario y reducir el déficit tarifario que arrastramos. Para la cobertura de Cascos como así también las tasas de los demás ramos patrimoniales, no han sufrido modificaciones significativas, solamente variaciones de ajustes a fin de preservar el equilibrio técnico de las diferentes coberturas”.
Al respecto, Abatidaga dijo: “Sin dudas que los niveles inflacionarios que se viven actualmente en nuestro país repercuten sobre el normal funcionamiento de todas las industrias. De todas maneras y más allá de este panorama general nuestro grupo empresario se ha focalizado en continuar su crecimiento a nivel interno y ha decidido extenderse más allá de las fronteras nacionales para comenzar a operar en países de la región. Tal es así que hemos sumado a nuestra fuerte presencia en la Argentina, la consolidación de nuestra imagen en Latinoamérica, hecho que hemos alcanzado por nuestra meta de crecimiento permanente y de superación diaria”.
“Nuestra manera de pensar y de hacer -continuó- es trabajar en función de lograr un crecimiento constante a partir de la concreción de los proyectos que nos proponemos. La dinámica de nuestra organización está ligada a la generación permanente de metas que a medida que se van realizando, no sólo nos llenan de orgullo sino que además nos impulsan a continuar proyectándonos aún más. Reflejo fiel de esto es que desde hace dos años comenzamos a vislumbrar la posibilidad de expandir nuestros productos y servicios al exterior, y fue así que nos instalamos a mediados de 2006 en el mercado asegurador uruguayo”.
Además, agregó el ejecutivo de Sancor, “hoy, y analizando el poco tiempo trascurrido desde nuestra primer experiencia fuera de la Argentina, ya estamos instalados en diversos países de la región, como Paraguay, país con quién ya tenemos varios convenios firmados y en donde próximamente estaremos instalándonos con nuestra propia firma, la cual se llamará ‘Sancor Seguros del Paraguay S.A.’, localizada con su casa central en Asunción, y dos oficinas comerciales en Ciudad del Este y Encarnación”.
“Otro de los mercados en los cuáles ya estamos insertos es el de Ecuador y Bolivia en donde concretamos un convenio de transferencia de know how en coberturas de Salud, Vida y Riesgos Agrícolas con Porvenir Compañía de Seguros y Reaseguros, perteneciente a un importante grupo empresario de Guayaquil y con Nacional Vida en Santa Cruz de la Sierra respectivamente. En el mercado mexicano nos hemos insertado firmando un Convenio de Transferencia de Tecnología y Acuerdo de Comercialización de Productos de Salud con la compañía general de negocios de México, el cual ya está funcionando a la fecha”.

Preocupaciones

De cara a los próximos meses, la inflación es la problemática excluyente con la que se enfrenta el negocio. Además advirtieron que un menor ritmo económico acrecentará la competencia por precio, lo que se da de bruces con las necesidades de lograr un resultado técnico positivo frente a las exigencias del organismo de control y la incertidumbre financiera. Por supuesto, también persiste la preocupación por la alta litigiosidad.
“Igual que en otras industrias”, avizoró D’Urbano de HSBC Seguros, “la de los seguros está correlacionada con la situación macroeconómica, y al verse una desaceleración del crecimiento en la Argentina (altos costos en los combustibles, baja en el consumo de automóviles, etc.), llevará a una baja en las ventas y una guerra de precios. Las compañías tendrán que diferenciarse por los servicios ofrecidos”.
Según Madariaga, “la inflación, que ya resulta difícil parar y que viene en constante aumento, estimamos que es el factor más preocupante independientemente de la tendencia alcista de la siniestralidad, pública y notoria, reagravada por la alta litigiosidad”.
Cargnelutti de La Segunda hizo el siguiente análisis: “Desde fines del primer trimestre de 2008 estamos percibiendo una desaceleración de la economía y nos preocupa el riesgo latente de ‘estanflación’. Ante este escenario, desde el sector asegurador deberemos seguir efectuando los ajustes necesarios a fin de evitar que continúen deteriorándose los resultados técnicos, principalmente en el ramo Automóviles”.
Adicionalmente, continuó, “el contexto económico internacional se ve afectado por crisis de diversas índoles que directa o indirectamente impactan en la economía y en nuestra actividad. Por eso deberemos continuar con una planificación a mediano plazo estando muy atentos y activos en lo inmediato ante las manifestaciones de situaciones de riesgos mencionadas”.
Particularmente en riesgos Agrícolas, agregó, “vislumbramos una conflictiva campaña debido a las contingencias climáticas que está soportando el sector, lo cual ya es definitivo para el denominado ciclo de cosecha fina, con incertidumbre de evolución respecto al ciclo de cosecha gruesa y sumado a ello, la falta de definición de una política agraria. Aún así, esperamos que los precios de los cereales sean favorables y nos permitan compensar al menos en parte, la menor producción que pudiera generarse a consecuencia de las situaciones citadas”.
Y concluyó: “Visualizamos también un mercado altamente competitivo con gran cantidad de operadores en todos los ramos y donde resulta difícil instalar tarifas y condiciones que nos permitan obtener el resultado técnico positivo tan deseado. Sin embargo, esperamos que, alineados con uno de los objetivos de la Resolución Nº 32.080 y con la necesidad propia del sector asegurador para consolidarse patrimonialmente, comencemos a revertir la tendencia deficitaria que hemos venido soportando”.
En tanto, Sangermano dijo: “Somos optimistas respecto de nuestra capacidad para generar más y mejores negocios a condición de un contexto macroeconómico al menos estable, pero observado muy de cerca por la marcha de la inflación y las posibilidades de mantener indemnes nuestras reservas en el mercado financiero”.
Por su parte, Revelo analizó: “No hay duda que la crisis del campo ha traído una recesión que no sólo se percibe en el contexto económico, sino también en el ánimo de la gente. Estos factores tienen implicancia directa en las primas que tenemos proyectadas para el presente ejercicio. No obstante, somos optimistas y confiamos en que las autoridades deberán hacer los ajustes necesarios para renovar la confianza en la gente y volver a niveles de crecimiento razonables. En este contexto, somos optimistas por que sabemos que somos una opción necesaria para el mercado, especialmente para aquellos que buscan hacer inversiones cuidando el capital y respaldándose en una empresa que les ofrezca solvencia, profesionalismo, seguridad y servicio. Con estas herramientas y tal como lo hemos venido haciendo hasta el presente, entendemos que más allá de los avatares del país, seguiremos marcando diferencia y mostrándonos como una opción cada vez más viable”.
Por último, Abatidaga del Grupo Sancor explicó: “Dentro de las metas desarrolladas para este ejercicio 2008/09 en nuestro Plan Estratégico nos propusimos hacer que nuestra firma sea conocida a nivel latinoamericano e ir transmitiendo y sembrando nuestros valores, como desde 1945 lo venimos haciendo en la República Argentina. Habiéndose cumplido ampliamente estos objetivos, sin duda que hoy seguimos proyectando nuestra organización hacia nuevos mercados externos y diariamente trabajamos por continuar generando las mejores propuestas y acciones para nuestro fiel mercado local”.
“De manera que -continuó- dentro de nuestros objetivos para el futuro está el hecho de seguir consolidando fuertemente nuestra imagen a nivel nacional como Grupo Asegurador y continuar expandiendo nuestros productos y servicios a los mercados internacionales que ya estamos insertos y generar nuevas posibilidades de comercialización en otros países”.
El ejecutivo de Sancor sostuvo que para el período en curso no hablaría de preocupaciones, “pero sí de la imperiosa necesidad de que los actores sociales, vinculados directamente con ciertas cuestiones, comiencen a considerar algunas situaciones contextuales que si no son resuelven rápidamente traerán aparejados inconvenientes en el sistema comercial a nivel general, como lo es el caso de la inflación, de la indefinición de reglas comerciales claras basadas en planes a largo plazo, en el surgimiento de varios conflictos que permanecen por largos períodos como lo es el conflicto del campo y el gobierno, entre otras cuestiones que requieren su pronta resolución para que la economía continúe, como venían haciéndolo, en crecimiento permanente”.
Están dadas las oportunidades para un crecimiento con rentabilidad. Es clave que el Gobierno sincere el cuestionado índice inflacionario y brinde previsibilidad en materia económica.

Se Hicieron los Deberes

En el ejercicio 2007/2008 las aseguradoras tuvieron que cumplir otra de las medidas incluidas en la mentada Resolución Nº 32.080 de la Superintendencia de Seguros de la Nación: implementar el pasaje de los recargos administrativos y derechos de emisión a las primas. Las compañías consultadas ya cumplimentaron la exigencia.
• Madariaga de Federación Patronal: “La Resolución Nº 32.080 fue cumplimentada conforme lo estableció el órgano de control. En cuanto a nuestra compañía, ésta mantuvo los porcentajes históricos pero, sobre la prima originaria”.
• D’Urbano de HSBC Seguros: “Ya lo hemos implementado con nuestro departamento de IT, Legales y Emisión”.
• Abatidaga del Grupo Sancor Seguros: “En función de esta Resolución, que implicó que las empresas aseguradoras aplicaran un nuevo ordenamiento tarifario, nuestro Grupo se vio en la necesidad de realizar modificaciones a la estructura de costos para establecer los recargos administrativos y derechos de emisión a la prima y realizar ajustes en los programas de cotización, hecho que implicó un arduo trabajo porque se tuvieron que armar nuevamente todas las estructuras tarifarias. En relación con nuestros productores asesores, y gracias a que nuestro vínculo con ellos está consolidado, tuvimos que realizar la readecuación de la estructura de condiciones comerciales en función de la nueva forma de operar dispuesta por el ente, es decir, renegociamos los porcentajes de comisiones que se venían abonan a los intermediarios”.
• Sangermano de San Cristóbal: “Desde el punto de vista administrativo, la norma tiene impactos de distinta magnitud, tanto en las cuestiones de orden interno como en las vinculadas con el canal de intermediación. Nuestra empresa ha adecuado el proceso administrativo para cumplir con la exigencia de la Resolución Nº 32.080. Entre ellas, se agregaron recargos administrativos y derechos de emisión a la prima anterior. Se modificaron los porcentuales de comisión de liquidación de comisiones con el fin de mantener inalterable el valor absoluto de los ingresos de los productores asesores además de hacer transparente para el asegurado el uso de los recursos que son provistos al asegurador a través de las primas aportadas. Debemos destacar la valiosísima colaboración que recibimos de los productores en todo el proceso de implementación de la Resolución, quienes brindaron su apoyo en todo momento”.
• Revelo de Allianz: “Lo hemos hecho conforme a lo que establece la citada Resolución, estableciendo una sola prima o ‘prima única’, donde hemos incluido los recargos administrativos y el derecho de emisión. Repactamos con nuestros agentes el régimen comisionario solamente en el ramo Automotores, en el resto de los ramos prácticamente no hicimos cambios, quedando la ‘prima única’ como prima comisionable”.
• Cargnelutti de La Segunda: “En concordancia con lo establecido por la normativa vigente, hemos elaborado los nuevos cuadros tarifarios habiéndose eliminado los conceptos de recargos y derechos de emisión. Las modificaciones mencionadas han podido ser implementadas luego de una ardua labor operativa y de adecuaciones en los sistemas de emisión. Superada esta etapa, consideramos que los cambios ya fueron en gran medida asimilados por la administración y, más allá de los ajustes propios de cada cambio, no hemos detectado mayores inconvenientes con nuestra fuerza de ventas”.

Gabriela Barbeito


Daniel Revelo, Director División Comercial y Técnica de Allianz Argentina

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial