No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> Editorial


Editorial




Al terremoto de Haití, con su secuela de muertos por cifras aún no determinadas pero que sin duda superaron largamente las 150.000 personas, acaba de sumarse la catástrofe en la hermana república de Chile. Pasará sin duda algún tiempo antes de conocer datos definitivos, pero no es el momento de hablar de cifras, estadísticas y seguros. En estos momentos de dolor al otro lado de los Andes hacemos llegar a los hermanos chilenos nuestro abrazo y la seguridad de que la dura recuperación fortalecerá su espíritu indómito.
Aunque 2010 arrancó con señales de superación de la crisis internacional, buenas expectativas para la economía mundial y anticipos de crecimiento en muchos países, apenas transcurridas las primeras semanas aparecieron algunas señales de incertidumbre que luego se agudizaron. Se mantienen las perspectivas de crecimiento, no obstante surgieron con mayor claridad las dificultades que pueden tener Portugal, Irlanda, Italia, España y, especialmente, Grecia para afrontar el servicio de sus deudas. Estos y otros países de la zona Euro comparten un problema: a diferencia de otras naciones como el Reino Unido o Estados Unidos cuyas deudas equivalen a un altísimo porcentaje de su PBI, el Banco Central Europeo no puede emitir dinero para comprar deuda del gobierno ni salir al rescate de ninguno de los países miembros de la Unión Europea. En esa región no se puede promulgar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para utilizar recursos del Banco Central.
El presidente Obama, que no logra el apoyo necesario para las profundas modificaciones que desea introducir al Sistema de Salud de EE.UU., presentó un plan de compromiso que asignaría casi un billón de dólares a lo largo de una década, lo que permitiría a su gobierno rechazar o reducir los fuertes incrementos de primas de los Seguros de Salud o Gastos Médicos que enfurecen a los consumidores. Pero no resulta fácil que los republicanos aprueben una legislación tan amplia, especialmente ante un año de elecciones parlamentarias.
El Índice Económico de América Latina (basado en el análisis de datos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela) que elabora la Graduate School of Business de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo, muestra para noviembre de 2009 una mejoría del 2,9% con respecto a octubre; Colombia y Perú sufrieron menguas pero se destaca la evolución de Brasil. A pesar de esta performance global el acumulado de 11 meses de 2009 contra 2008 muestra un marcado retroceso de todos los países que integran el índice, con la excepción de Uruguay. Las principales caídas se observaron en Chile y Ecuador. Argentina subió 2,4% en enero, volviendo al promedio de 2007 y el primer semestre de 2008. La tendencia económica de los países estudiados durante los últimos meses marca un avance frente a un año que no fue tan positivo.
Uno de los principales temas que Argentina debe resolver es, sin duda, la situación de su deuda externa y la negociación post-default con acreedores como los holdouts y el Club de Paris para poder retornar a las fuentes de financiación tan necesarias para impulsar el crecimiento. Los recursos provenientes del saldo de la balanza de pagos si bien importantes no son suficientes, el aumento del gasto público genera deudas y ha sido necesario acudir a otros recursos.
El DNU disponiendo la creación del Fondo del Bicentenario fue derogado y reemplazado por la asignación de reservas por un monto similar para el pago de los vencimientos de 2010 con tenedores de deuda y organismos multilaterales. La gestión de aquel DNU generó “ruidos” que culminaron con el discutido reemplazo del presidente del Banco Central y la demora de las expectativas a la espera de la resolución del tema en el Parlamento. Deberá verse si la nueva asignación de reservas será aceptada por los cuadros políticos y el parlamento nacional. Ante el salto de precios en las góndolas, las expectativas de inflación elevada que emanan de fuentes privadas y del bolsillo del consumidor se contradicen con lo que muestran los índices oficiales que afirman, paradójicamente, la falacia de que “los sueldos van por el ascensor mientras los precios lo hacen por la escalera”.
En el marco del bicentenario de nuestro país se celebra el 50º Aniversario de la Asociación Argentina de Productores Asesores de Seguros (AAPAS). Esta institución será anfitriona de los representantes de los productores de seguros del mundo, ya que está organizando el XXIII Congreso de COPAPROSE (Confederación Panamericana de Productores de Seguros), que se llevará a cabo en Buenos Aires del 13 al 17 de marzo, en forma simultánea con la Reunión de la Federación Mundial de Intermediarios de Seguros (WFII).
En los distintos segmentos del mercado algunos operadores consideran que nos encontramos en un momento de grandes expectativas. En Riesgos del Trabajo la judicialidad y las tarifas son una incógnita luego de que el decreto del Poder Ejecutivo fijara nuevos valores de indemnización. En principio se estima que los ajustes están en el orden de 40% promedio. En cuanto a Patrimoniales, en Automotores muchas aseguradoras están entendiendo que es imposible continuar manejando el déficit, que es imperioso adecuar las tarifas y que precisamente en Riesgos Varios es donde se observan mayores posibilidades de crecimiento y rentabilidad. En principio las mayores oportunidades parecen presentarse en aquellas ramas que puedan acompañar el crecimiento de la actividad económica, tales como Caución y Transporte, entre otros. En los ramos Patrimoniales, ante la amenaza inflacionaria, se destaca la necesidad de concientizar a los asegurados sobre el ajuste de los valores cubiertos para evitar que caigan en el infraseguro.
Con respecto al mercado argentino de Vida y Retiro al que se refieren varias notas de esta edición, preocupa a los productores-asesores que la desconfianza en las instituciones y la incertidumbre acerca del entorno macroeconómico futuro siguen constituyendo un desafío para la venta de Seguros de Personas.
En general, todos los operadores coinciden en que se trata de un sector con grandes posibilidades de crecimiento, manteniéndose durante 2010 las tendencias moderadamente crecientes vistas en 2009 en los ramos de Vida y Retiro. Entre otros motivos para el optimismo, el fin de las AFJP ha dejado a los seguros orientados al ahorro a largo plazo como una de las pocas herramientas financieras capaces de generar recursos adicionales para la etapa pasiva. Hay que lidiar con la falta de confianza, particularmente en el entorno político y económico, y esto no es sencillo. Pero los operadores tienen fe para 2010. Como dijo uno de los entrevistados “hay que llevar el mensaje de protección, ya que el Seguro de Vida cumple una función social por excelencia”.
Completan esta edición una amplia variedad de notas, artículos y estadísticas que permitirán evaluar la situación del mercado de seguros, además de nuestras habituales secciones de noticias nacionales, latinoamericanas e internacionales, indicadores económicos y el suplemento de legislación.
Hasta la próxima edición.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial