No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> RESPONSABILIDAD CIVIL


Responsabilidad Civil de Empresas: Un Reto para las Empresas y sus Aseguradores - 1ٴ Parte



La Responsabilidad Civil es un riesgo clave para las empresas. Suele ocupar los primeros puestos en las encuestas realizadas a los administradores de riesgos. El único riesgo de seguros que lo supera en la clasificación es el de lucro cesante. Swiss Re ha elaborado un interesante informe sobre este tema, que ha publicado en la edición Nº 5/2009 de Sigma.


Características del Seguro de RC

El Seguro de RC es, por lo general, un seguro “a todo riesgo”. Protege al asegurado de la obligación legal de indemnizar a terceros por las pérdidas o daños de los que él fuera responsable.
El seguro contra riesgos de RC es un ramo de negocio relativamente nuevo comparado con el Seguro Marítimo, el de Incendios o el de Vida. Sus raíces se encuentran en la época de la industrialización, a comienzos del siglo XIX.
Curiosamente, la introducción del Seguro de RC fue objeto de enconadas discusiones entre académicos y políticos. Mientras que sus defensores ponían énfasis en la indemnización de víctimas inocentes, sus detractores consideraban este seguro de “negligencia” una frivolidad. Hoy en día, el concepto de seguro ya no es motivo de disputa. Es más, el derecho de daños vigente y los niveles de indemnización actuales no serían posibles sin un sistema de Seguro de RC bien organizado.
La amplia cobertura que, a menudo, proporciona el Seguro de RC es distinta de la del Seguro de Daños, que generalmente se designa con arreglo a unos “riesgos nombrados”. El Seguro de Daños (o Seguro Patrimonial) sólo ofrece cobertura por daños asociados a causas explícitamente definidas y la indemnización por siniestro no puede superar el valor del bien asegurado.
El Seguro de RC se distingue de otros ramos por las siguientes características: • El Seguro de RC puede cubrir riesgos desconocidos e inesperados. La aparición de nuevos riesgos puede desembocar en pérdidas considerables, consecuencia de la interacción entre las innovaciones tecnológicas y los cambios en el entorno social y jurídico.
• Puesto que los riesgos de RC son de cola larga, es mayor la exposición a la inflación, al rápido incremento de los siniestros y a los riesgos de inversión. La dinámica del sistema de RC puede dar lugar a súbitas exposiciones y cambios inesperados en el número de siniestros y en los costos siniestrales, no previstos en el momento de suscribir la póliza.
• A la larga, la rentabilidad del Seguro de RC ha sido insuficiente.
Por el contrario, en los siniestros de RC la indemnización sólo está restringida por el límite fijado en la póliza, el cual suele ser lo suficientemente elevado para hacer frente a acontecimientos inesperados, y por exclusiones. Dado que los eventos desencadenantes no están normalmente limitados y que el monto de la indemnización sólo está definido por el alcance de la cobertura y no por el valor de un bien asegurado, los siniestros de RC dependen mucho más de los cambios en el panorama de riesgos. Si bien la mayoría de los daños son de poca cuantía y alta frecuencia, también se producen eventos de gran magnitud. Puesto que las grandes empresas suelen suscribir pólizas con franquicias muy elevadas, los siniestros son generalmente de mayores proporciones.
Sin embargo, la principal diferencia es que en RC de empresas el siniestro puede manifestarse durante un largo periodo de tiempo. La probabilidad de que se produzca un siniestro grave es baja, pero si éste se produce, los daños pueden ser muy elevados. En consecuencia, sube la demanda de límites amplios, que a menudo se cubre mediante la acumulación de pólizas «paraguas» o de RC en exceso. Por otra parte, existe un potencial de acumulación, particularmente en ramos como el de RC de productos y RC medioambiental (incluidos los daños producidos por el asbesto), pero también en otras modalidades, p. ej., RC por prácticas laborales, RC de altos cargos y RC profesional, en las que las decisiones judiciales pueden variar de manera considerable.
Caso Práctico: Caso de RC de Productos de un Pequeño Productor Alimentario

Un fallo técnico en el control de calidad de un productor de alimentos para lactantes tuvo como consecuencia un producto defectuoso que se suministró a miles de bebés. El defecto desencadenó graves problemas de salud en cierto número de bebés y provocó algunas muertes. La empresa fue declarada culpable y tuvo que pagar USD 16 millones por daños y perjuicios. Este importe equivalía a una cuarta parte de los fondos propios de la empresa o cuatro veces los beneficios anuales. La póliza de RC de la empresa proporcionaba una cobertura de USD 28 millones a cambio de una prima de USD 98.000, que correspondía a un 0,1% aproximadamente de los ingresos. Por tanto, la póliza de RC ofrecía cobertura a un precio muy asequible frente a un evento de RC que le habría podido causar graves apuros financieros a la empresa. Este informe trata el tema de la Responsabilidad Civil de empresas grandes y pequeñas. Quedan excluidos la Responsabilidad Civil de Personas y el Seguro para Automóviles de empresa y particulares. El Seguro de Accidentes en el lugar de trabajo (p. ej., el Seguro de Accidentes Laborales) no se aborda en este estudio por tratarse, íntegramente o en la mayoría de los casos, de una RC objetiva y estar muy regulado (p. ej., en EE.UU., el Reino Unido y Australia).
El capítulo 1 del informe plantea por qué las empresas adquieren Seguros de RC y en qué cantidad. El siguiente capítulo da un repaso general al sistema de seguro de los ramos comerciales. En él se hace referencia al autoseguro, las cautivas, los corredores y los proveedores de seguros del ramo comercial. En el capítulo 3 se analizan los cambios en el entorno, la problemática de los riesgos emergentes y las modificaciones en el sistema jurídico. En el capítulo 4 se estudian las posibles respuestas de gobiernos y entidades aseguradoras a estos desafíos. En el capítulo 5 se exponen algunas conclusiones breves.
Tipos de Cobertura de RC

Una póliza de RC general de empresas básicamente cubre la exposición de una empresa a la responsabilidad jurídica, a menos que esté explícitamente excluida. Los gastos judiciales incurridos en la defensa, que pueden ser elevados y a menudo corren por cuenta del demandado, incluso si gana el caso, también suelen estar cubiertos. La póliza puede cubrir “… lesiones corporales y/o daños materiales en el recinto de una empresa, en el caso de que alguien resulte herido a consecuencia del uso del producto manufacturado o distribuido por dicha empresa, o en el desarrollo de las actividades generales de la empresa”. Estas coberturas en una misma póliza solamente se suelen conceder a pequeñas y medianas empresas. Las pequeñas empresas que no están expuestas a determinados riesgos también disponen de contratos multirramo que incluyen riesgos de daños.
Tradicionalmente, la RC general se clasifica en distintas subcategorías. El mercado estadounidense cuenta con la gama más amplia de coberturas de RC especificadas. Algunas de las coberturas que se listan a continuación están integradas en las pólizas de RC general en otros mercados.
El Seguro Comercial de tipo “paraguas” o de RC en exceso amplía los límites de las pólizas subyacentes de una empresa, tales como RC general, RC de Automóviles y RC del Empleador. La cobertura se activa cuando se han agotado los límites del seguro subyacente. Las condiciones generalmente siguen las disposiciones de las pólizas primarias subyacentes. Con menos frecuencia, la cobertura del “paraguas” puede ser más amplia que la de las pólizas subyacentes, aunque generalmente obliga a una cierta autoretención de riesgos. Para conseguir límites más altos, se añaden tramos de cobertura de RC en exceso a la cobertura principal del “paraguas”.
El Seguro de RC de daños medioambientales cubre la RC y algunas veces los gastos de limpieza por la contaminación del medio ambiente.
El Seguro de RC de productos, que suelen adquirir las empresas manufactureras, cubre los daños causados por defectos en la concepción, el diseño y la fabricación o el almacenamiento del producto, o por uso indebido por parte del consumidor. La responsabilidad nace de la naturaleza defectuosa del producto y no de sus características peligrosas.
La RC de productos se complementa cada vez más en virtud de normas legales especiales destinadas a garantizar la seguridad de los productos y que obligan a los empresarios a adoptar ciertas medidas para garantizar la seguridad de los productos comercializados a lo largo de todo su ciclo de vida. El Seguro de Retirada de productos del mercado y de garantía de productos reembolsa los gastos incurridos por la retirada de productos defectuosos, reduciéndose así el riesgo de accidentes y de reclamaciones de RC de productos relativas a ellos.
El Seguro de RC Profesionales o de Errores y Omisiones es la protección correspondiente a empresas que ofrecen servicios profesionales. Este tipo de cobertura suele ser contratada por empresas de contabilidad, auditoría, consultoría, así como por abogados, arquitectos e ingenieros y agencias de viajes. Las pólizas están pensadas para cubrir reclamaciones por daños y perjuicios debidos al incumplimiento del deber de cuidado y precaución, o a la falta de seguimiento de las normas y prácticas profesionales vigentes o de aplicación general. Existe una amplia gama de productos personalizados, por ejemplo, para bancos y otras entidades que ofrecen servicios financieros. Una variedad especial de RC profesional es el Seguro de Negligencia Médica, que tiene gran importancia en EE.UU.
El Seguro de RC de Altos Cargos cubre las consecuencias derivadas del incumplimiento del deber de cuidado por parte de los miembros del consejo de administración, de consejos supervisores o de la dirección de entidades jurídicas (tales como sociedades anónimas o sociedades de responsabilidad limitada). En el caso de las sociedades anónimas, esta clase de pólizas las protege de ciertos tipos de reclamaciones por parte de accionistas que han sufrido pérdidas de inversión.
El Seguro de Accidentes Laborales y de RC del Empleador cubre las consecuencias de accidentes laborales ocurridos por falta de medidas de protección adecuadas en máquinas, cisternas, recipientes y demás instalaciones. Las enfermedades profesionales, tales como aquellas debidas a condiciones ergonómicas deficientes en el puesto de trabajo, también están cubiertas. La indemnización por accidentes y enfermedades laborales no depende normalmente de la culpabilidad, y por lo tanto, está fuertemente regulada por los gobiernos. Los sistemas varían según los países o según los estados en EE.UU. El Seguro de Accidentes Laborales es, a menudo, obligatorio y hasta cierto punto se considera parte integrante del sistema de seguridad social. Dependiendo de la normativa, la cobertura es suministrada por planes de seguridad social, mutuas de seguros especializadas o por el sector de seguros privado.
Más allá de las lesiones corporales, el empleador también es responsable, con arreglo a ciertas leyes (p. ej. de antidiscriminación y acoso sexual), de la conducta general hacia los empleados, la cual es objeto del Seguro de RC por prácticas laborales.
¿Por Qué Adquieren las Empresas Seguros de RC?

La Responsabilidad Civil es uno de los riesgos más importantes a los que se enfrentan las empresas. Los productos defectuosos, actos ilícitos, negligencias y la realización de actividades arriesgadas pueden ocasionar daños a terceros, quienes son indemnizados con arreglo a los principios del derecho de daños. Los actos ilícitos son relativamente infrecuentes, pero su gravedad puede ser considerable, por eso las empresas adquieren este tipo de seguro. Incluso si al final no existe ninguna responsabilidad, los gastos judiciales incurridos en la defensa pueden ser muy elevados.
En una encuesta reciente entre los gestores de riesgos, la Responsabilidad Civil obtuvo el tercer puesto en la clasificación, después de los daños a la reputación y el lucro cesante. Dado que la RC es asegurable y normalmente se asegura, las empresas se sentían mejor preparadas para enfrentarse a estos tipos de riesgo que a riesgos no asegurables .
De todos los riesgos asegurables, la RC conlleva los mayores costos. Según los datos aportados por RIMS (Risk and Insurance Management Society), los riesgos de RC supusieron un 48% del total de primas de seguro en las principales compañías estadounidenses en 2008, seguidos por los riesgos de daños, con un 30%, los de accidentes laborales, con un 13% y otros riesgos, con un 9% . Con arreglo a los datos procedentes de MarketStance, las empresas estadounidenses destinan aproximadamente un 2% de sus ingresos al pago de primas del seguro de RC.
Los datos ofrecidos por Marsh acerca del mercado de los Seguros de RC en exceso aportan más información puntual:
 Los sectores de salud, servicios de transportes, construcción, servicios públicos y las industrias manufacturera, química y farmacéutica soportan los mayores costos del Seguro de RC en exceso con respecto a sus ingresos.
Los sectores comercial y de servicios financieros son los que menos gastos de Seguro de RC en exceso tienen en relación con sus ingresos, debido a sus modelos de negocio de volumen elevado y bajo margen.
 Los sectores minero, energético, químico y farmacéutico, de servicios públicos, alimentario y agrícola, así como de servicios financieros adquieren los mayores límites. Esto puede deberse a su elevado perfil de riesgo, además de a su tamaño medio superior. Los sectores públicos, de atención sanitaria, metales, construcción, educación y asociaciones sin ánimo de lucro son los que contratan límites más bajos por término medio.
 Las empresas más grandes se benefician de las economías de escala y gastan menos en transferencia de riesgos con respecto a su exposición al riesgo e ingresos. Las grandes empresas también suelen asumir una proporción mayor de las pérdidas. Debido a estos dos hechos, las grandes empresas gastan considerablemente menos en primas de seguro que las pequeñas, a pesar de que adquieren límites mucho más elevados.
 A las empresas les preocupan especialmente los riesgos de RC en EE.UU. Las empresas europeas con un volumen importante de operaciones en Estados Unidos adquirieron casi el doble de cobertura que aquellas que no operan en este país y pagaron un 60% más en primas de seguro .
 La demanda de cobertura de RC también es mayor entre aquellas empresas que anteriormente sufrieron grandes pérdidas. En Estados Unidos, las empresas que han experimentado pérdidas cuantiosas (> USD 5 millones) suelen adquirir límites unas 3,5 veces más elevados que aquellas que no incurrieron en tales pérdidas. En Europa, los límites de cobertura son aproximadamente dos veces más altos para aquellas empresas que han registrado grandes pérdidas siniestrales.
¿Cuánto Seguro se Adquiere?

En 2008, a nivel mundial las empresas gastaron USD 142.000 millones en Seguros de RC. Su gasto total en seguros ascendió aproximadamente a USD 600.000 millones. Solamente las economías desarrolladas generan USD 135.000 millones del volumen mundial de primas de RC de empresas. Los diez principales mercados, en los que se incluye China, contabilizaron el 91% de las primas de RC de empresas en 2008 (véase la Tabla 2) . El volumen de primas en los mercados emergentes es aún comparativamente bajo (USD 7.000 millones).
Estados Unidos es, por mucho, el mayor mercado del Seguro de RC y representó el 54% de las primas brutas de RC a nivel mundial en 2008. Esto se debe al tamaño de la economía y a la elevada penetración del seguro de RC (0,54% del PIB nacional). La mayoría de los restantes países desarrollados gastan mucho menos; y en los mercados emergentes las primas de RC rondaron, por término medio, el 0,04% del PIB. En 2008, las empresas estadounidenses destinaron USD 77.200 millones a cobertura de RC de empresas. De ellos, USD 50.000 millones se gastaron en RC general, incluyendo USD 9.000 millones en RC de errores y omisiones y USD 8.000 millones en RC de altos cargos. Además, las empresas desembolsaron otros USD 13.000 millones en pólizas multirriesgo para empresas, USD 11.000 millones en cobertura frente a negligencia médica y USD 3.000 millones en RC de productos.
El mercado canadiense de RC es el segundo mercado más grande de toda América, con un volumen de primas de USD 4.900 millones. Desde el año 2000, las primas han ido creciendo a una tasa media anual del 15%. Los mercados latinoamericanos dan cuenta de aproximadamente USD 1.000 millones en primas del Seguro de RC de empresas. La penetración de este seguro es baja, pero su crecimiento medio anual ha sido del 14% desde el comienzo de esta década.
El Reino Unido, segundo mercado más grande del mundo en Seguros de RC, generó un volumen de primas de RC de USD 11.700 millones en 2008. La RC del empleador, que principalmente cubre accidentes y enfermedades laborales, supuso aproximadamente el 30% de los ingresos por primas. Este negocio surgió mayoritariamente en Londres. Como principal mercado del seguro de empresas a escala internacional y de riesgos de reaseguro, el mercado londinense negocia, ante todo, con riesgos fuera del Reino Unido, que es el negocio “home-foreign” (pólizas emitidas en territorio nacional con cobertura de riesgos en un país extranjero). Lloyd’s y otras aseguradoras activas en todo el mundo generaron unos ingresos por primas de aproximadamente USD 7.000 millones en este segmento.
En Europa continental, los mayores mercados del Seguro de RC son Alemania Francia, Italia y España. Juntos, sumaron USD 26.000 millones en primas brutas de RC en 2008. Las condiciones locales y la experiencia histórica determinan qué pólizas y coberturas están disponibles en estos mercados. En Alemania, por ejemplo, la RC profesional forma parte de la modalidad de “pérdidas financieras”. Esta modalidad incluye también la cobertura de RC de altos cargos y se suscribe según el principio de ocurrencia (cobertura de daños ocurridos durante el periodo de vigencia de la póliza). En Italia y Francia, en cambio, existe una tendencia creciente entre las aseguradoras a ofrecer cobertura de RC profesional según el principio de la reclamación de daños (cobertura de daños notificados durante el periodo de vigencia de la póliza) . En España, el mercado de RC de altos cargos está aún en sus primeras fases de desarrollo, pero ha tenido un crecimiento rápido. Sin embargo, actualmente se estima que no más del 15% de las empresas adquiere este tipo de seguro. Los mercados emergentes europeos generaron adicionalmente USD 2.000 millones en primas de RC de empresas en 2008 y han registrado una tasa media de crecimiento del19% desde el año 2000.
Japón y Australia son los principales mercados de RC de empresas en la región de Asia-Pacífico, con un volumen de mercado de USD 4.700 millones y USD 3.800 millones respectivamente. Con un índice del 0,1% de su PIB, la penetración del Seguro de RC en Japón fue mucho más baja que la de otras economías maduras, a pesar de que esta cifra incluye el Seguro de Accidentes Laborales. Por el contrario, Australia cuenta con un amplio mercado de RC de empresas en cuanto a tasa de penetración (0,40% de su PIB), el cual tiene su origen en el marco jurídico anglosajón y también incluye el Seguro de Accidentes Laborales. Australia dispone de coberturas obligatorias para el sector de la aviación, RC por contaminación marina y de construcción de tipo residencial, así como RC de médicos, agentes inmobiliarios y corredores de bolsa en algunos estados.
Las primas de RC de empresas en China alcanzaron los USD 1.200 millones en 2008, estableciendo a este país como la primera economía emergente entre los diez mercados más grandes de RC de empresas en todo el mundo. El crecimiento fue muy sólido, con una tasa media anual del 22% desde el año 2000, si bien la penetración aún es baja (0,03% de su PIB). Otros mercados emergentes en Asia tuvieron una tasa media de crecimiento anual del 10% desde el año 2000.
Rentabilidad del Negocio de los Ramos Comerciales en EE.UU.

La rentabilidad de los ramos de RC de empresas en EE.UU. ha sido, a veces, pésima, teniendo que soportar las aseguradoras graves pérdidas debido a la crisis de RC en la década de los años ochenta del pasado siglo, y a las condiciones de mercado blando a finales de los noventa. No obstante, transcurridos estos periodos, el sector recuperó pronto la rentabilidad. De hecho, el rendimiento de los recursos propios fue bastante atractivo después de la crisis de RC de los ochenta y los primeros años de la década del 2000, tras los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001. Sin embargo, en los últimos años la rentabilidad se ha debilitado de nuevo por las condiciones de mercado blando.
¿Cómo se explican estas fases de malos resultados de suscripción?
 La crisis de RC de la década de los ochenta en EE.UU. fue mayoritariamente resultado de las pérdidas provocadas por un cambio en el marco jurídico, que hizo responsables a las empresas, y con ello de forma retroactiva a sus aseguradoras, de los daños medioambientales y las cuantiosas reclamaciones por asbestosis. La elevada e inesperada inflación registrada en EE.UU. durante ese periodo también contribuyó a las pérdidas.
 Las catastróficas pérdidas sufridas en la segunda mitad de la década de los noventa fueron el resultado de una notable infratarificación del negocio y de unas condiciones demasiado generosas. Además, varios fallos desfavorables de los tribunales contribuyeron más aún a los decepcionantes resultados de suscripción.
 Sin embargo, existen diferencias entre las distintas aseguradoras. Incluso durante fases cíclicas recesivas, algunas empresas generaron beneficios en sus negocios de RC.
Por otra parte, hay que considerar que los ramos de RC son, tradicionalmente, de cola larga y cabe la posibilidad de que se cometan fallos importantes en los criterios de suscripción en el momento de suscribir el negocio.
 Los cálculos iniciales de las pérdidas de RC en EE.UU. de 1997 a 2002 eran demasiado bajos, por lo que un gran número de empresas tuvo que aumentar sus reservas técnicas.
 En años más recientes probablemente sucediera lo contrario. Es bastante probable que el periodo 2003–2006 finalice con resultados mejores que los previstos en el primer año.
 Esto refleja el patrón típico de los ciclos de reservas. En las previsiones del primer año, el costo final de los siniestros en años de primas bajas con un elevado índice de siniestralidad fue subestimado; mientras que el costo final de los siniestros en años de primas altas con una reducida tasa de siniestralidad fue sobreestimado. Estas oscilaciones se deben al hecho de que las prácticas y las condiciones de suscripción también fluctúan con el ciclo de suscripción y su impacto en los siniestros no se refleja con toda claridad en los modelos de reservas.
La siguiente tabla muestra el promedio de los ratios combinados en el año de ocurrencia y su desviación estándar como indicador de las grandes oscilaciones en la rentabilidad de suscripción, provocadas principalmente por cambios cíclicos en las tasas de RC. La mayor volatilidad de los resultados de los ramos de RC requiere rentabilidades más altas para compensar a los inversores por asumir el riesgo. Sin embargo, tradicionalmente esto ha dado como resultado un mal rendimiento. Según Conning, la rentabilidad media de la RC general en los dos últimos ciclos (medida por el ROE) fue sólo del 7%, no llegando a alcanzarse la media de los sectores estadounidenses, situada en torno al 13%, ni el costo del capital, que, según lo previsto, estaría entre el 10% y el 12%.
Las tasas de RC de empresas en EE.UU. han ido en descenso desde 2004 y en los ramos de RC siguen bajando, a pesar de la reducción de la base de capital del sector en 2008, tras dos años consecutivos de bajos siniestros catastróficos que impulsaron la rentabilidad y la capitalización global. El entorno más competitivo ha dado lugar a un relajamiento de las condiciones y a un acceso más fácil a la capacidad aseguradora. En los últimos tres años, los resultados del año natural se han beneficiado de una liberación de reservas sustancial, mientras que los índices de siniestralidad por año de ocurrencia están ascendiendo rápidamente. El deterioro de los resultados de suscripción y el actual entorno bajista de las tasas de interés obligan a corregir los precios con objeto de recuperar un nivel sostenible de rentabilidad.
Influencia del Rendimiento de las Inversiones y el Ratio Combinado en la Rentabilidad de los Recursos Propios (ROE)

¿Cómo afecta el bajo rendimiento de las inversiones a la rentabilidad? Si bien es difícil prever el rendimiento futuro de las inversiones y de los recursos propios, se pueden analizar los resultados a corto plazo bajo distintos supuestos.
En la Figura 1, se evalúa el estado actual del balance de mercado del Seguro Comercial en EE.UU. para varios rendimientos de inversión. Este gráfico muestra la relación que existe entre el ratio combinado y el rendimiento de los recursos propios (ROE) respecto al rendimiento de las inversiones, tomando como base un apalancamiento de activos del 359% en 2008, un margen de solvencia del 121% y un tipo impositivo efectivo medio del 25% en la última década. Aunque sólo se muestran las cifras referentes a EE.UU., este método es aplicable a todos los mercados principales.
En 2008, el sector obtuvo un ratio combinado de un 105% y unos rendimientos de inversión del 2,5%, lo que da como resultado un ROE del 1,5% . Cada vez que el ratio combinado desciende un punto porcentual, el ROE mejora en aproximadamente 0,6 puntos. Y cada aumento de un punto porcentual en el rendimiento de las inversiones produce una mejora del ROE de 2,2 puntos. Por cada reducción de un punto porcentual en el rendimiento de inversión, el ratio combinado necesita aumentar unos cuatro puntos para contrarrestar el descenso de la rentabilidad.
Si bien se prevé una recuperación en los rendimientos de inversión desde sus bajos niveles de la segunda mitad de 2008, no cabe esperar un retorno a los niveles anteriores a la crisis en un futuro próximo. Los bancos centrales mantendrán bajas las tasas de interés a corto plazo y las tasas a largo plazo sólo subirán gradualmente si se produce una leve recuperación económica. En consecuencia, los rendimientos de los pagarés del Tesoro estadounidense a diez años, por ejemplo, finalizarán el 2009 en torno al 3,6% y sólo ascenderán ligeramente al 3,8% a finales de 2010. Para conseguir un ROE del 12% bajo los supuestos anteriores, un rendimiento de las inversiones del 4% requiere un ratio combinado del 94–95%, que es unos diez u once puntos más bajo que en 2008.
El Mercado de los Grandes Riesgos de RC Está Dominado por unos Pocos Participantes

El mercado del seguro de RC de empresas está dominado por unas pocas aseguradoras mundiales y por grandes entidades aseguradoras, fundamentalmente de ámbito nacional. La concentración del mercado es más elevada en los ramos que cubren riesgos complejos o que requieren una abundante cobertura. Los principales participantes a escala mundial que compiten por el negocio norteamericano y europeo son ACE, Chartis , Allianz, AXA, Chubb, QBE, The Travelers, XL Insurance, Zurich Financial Services y Lloyd’s.
En EE.UU. Chartis fue líder del mercado con una cuota del 12% de los ramos de RC en 2008, seguido de The Travelers y Zurich Financial Services con un 6% cada uno. Las diez compañías más destacadas de EE.UU. acapararon un 48% del volumen total de primas en los ramos de RC. En el Reino Unido, en cambio, las cinco aseguradoras principales, Zurich Financial Services, Royal&Sun Alliance, Chartis, Aviva y AXA, generaron casi la mitad de las primas. Lloyd’s registró una cuota del 15%. Las aseguradoras de RC líderes en otros mercados fueron Allianz (Alemania), AXA (Francia), Generali (Italia), Lloyd’s (Canadá) y Tokio Marine (Japón).
Es difícil establecer la cuota de mercado de Lloyd’s en algunos mercados, ya que no es una sola compañía, sino un mercado de seguros. A menudo no opera mediante entidades autorizadas y asume riesgos transfronterizos. La distribución se lleva a cabo exclusivamente a través de corredores. También es difícil medir la cuota de mercado de los partícipes globales en Europa continental, puesto que los datos nacionales no reflejan de forma exhaustiva el negocio suscrito por entidades domiciliadas en otros países miembros de la Unión Europea. Todos los participantes mundiales no europeos mencionados anteriormente suscriben enormes cantidades de negocio de RC en varios países a través de sus filiales en el Reino Unido.
Además de los participantes a escala mundial hay muchas aseguradoras nacionales que dominan los mercados regionales de RC. Por lo general, las aseguradoras especializadas en RC centran su atención en el primer tramo para el que pueden ofrecer programas integrados. Generalmente operan en los ramos tradicionales de negocio y en unos pocos ramos especiales. No obstante, mantienen un alto grado de compromiso con sus clientes locales y conservan su capacidad a pesar de las oscilaciones en el ciclo de suscripción. Cabe citar, entre otras, a SMABTP en Francia y HDI-Gerling en Alemania.
A continuación se enumeran algunas características destacadas de los líderes de mercado:
Un sólido balance: es necesario para ofrecer suficiente capacidad aseguradora a fin de cubrir las enormes exposiciones de las grandes empresas, aunque los programas amplios de seguros a menudo son objeto del coaseguro. Actualmente, los líderes de mercado ofrecen una capacidad individual de USD 100 millones o más.
Solvencia: es preciso disponer de una fuerte capitalización para ofrecer todas las ventajas de la transferencia del riesgo. Las situaciones de riesgo extremas a menudo son correlativas y los recursos propios aportan las reservas para hacer frente a estos eventos siniestrales imprevistos. La fortaleza financiera de muchos clientes y aseguradoras está sujeta a la misma evolución de los mercados financieros. El valor de la transferencia del riesgo es más alto en épocas de crisis económica o financiera.
Cobertura de reaseguro: la transferencia del riesgo mediante el reaseguro –en lugar de una fuerte posición de capital- es una forma de manejar los eventos de riesgo extremos. Las principales aseguradoras cuentan con la protección que les brindan los grandes contratos de reaseguro, que proporcionan cobertura de forma automática.
Experiencia internacional: la mayoría de las grandes empresas operan en todo el mundo y están expuestas a distintos sistemas de RC a través de sus exportaciones y operaciones en el extranjero. Las aseguradoras han de ser capaces de prestar el servicio y el respaldo necesario a sus clientes con arreglo a su exposición internacional. Las compañías aseguradoras que operan a nivel mundial han establecido sus respectivas redes, bien a través de sus propias operaciones o asociándose con otras entidades, al menos en los principales países o por todo el mundo.
Competencia en la gestión de siniestros: las grandes empresas tienen más probabilidades de verse implicadas en pleitos de gran escala. La experiencia en el manejo de situaciones siniestrales complejas y de gran proyección es fundamental para gestionar los casos de manera eficiente, contener los costos siniestrales y proteger los intereses del cliente (p. ej. reduciendo al mínimo el riesgo de daños a su reputación). Es igualmente importante contar con una amplia gama de competencias a nivel local para tramitar los siniestros de clientes internacionales.
Capacidades en los mercados financieros: los riesgos del seguro y del mercado financiero están cada vez más entrelazados. Es importante tener esto en cuenta para comprender los riesgos, diseñar los productos y gestionar las exposiciones con objeto de reducir el costo de transferir el riesgo.
Según una encuesta mundial llevada a cabo por Aon, los clientes comerciales mostraron las siguientes prioridades en la elección de compañía aseguradora: (1) estabilidad financiera, (2) rentabilidad, (3) flexibilidad, (4) servicio en la tramitación de siniestros y (5) celeridad y calidad de la documentación. Las diez aseguradoras mejor consideradas conforme a los resultados de esta encuesta fueron: Chartis, ACE, Zurich, Chubb, XL, FM Global, Swiss Re, The Travelers, Lloyd’s y Allianz.
El Papel de los Corredores en el Seguro Comercial

La distribución del seguro de empresas se lleva a cabo fundamentalmente por corredores de seguros. El amplio negocio del Seguro Comercial se coloca, casi en su totalidad, a través de corredores. Según una encuesta de RIMS, el 96% de las empresas asociadas colocan sus planes de seguros mediante un corredor. El mercado de corretaje de Seguros Comerciales está muy concentrado; los tres principales participantes Aon, Marsch y McLennan, y Willis concentran, según las estimaciones, un 60% de los ingresos globales de corretaje.
Por lo que se refiere a las PyMEs, la cuota de negocio del Seguro Comercial correspondiente a los corredores varía mucho de unas regiones y países a otros. En los países anglosajones y en Latinoamérica, la cuota de mercado de los corredores es muy elevada. En Europa continental es más baja, aunque aún importante. En cambio, en los países asiáticos el corretaje de seguros apenas es usado .
El Papel de las Aseguradoras Cautivas

La transferencia del riesgo no es el único modo de financiar el riesgo. Las exposiciones al riesgo de RC también pueden manejarse aplicando métodos alternativos a la transferencia del riesgo, como son el autoseguro y las cautivas.
Se calcula que las grandes empresas estadounidenses suelen gastar tanto en métodos alternativos a la transferencia del riesgo como en el pago de primas a las entidades aseguradoras.
Se estima que el volumen mundial de primas de aseguradoras cautivas es de USD 50.000-60.000 millones. Las empresas estadounidenses dan cuenta del 50-60% de este volumen. En EE.UU. los ramos de RC suponen un tercio de las primas, mientras que el Seguro de Accidentes Laborales, el de Automóviles Comerciales y el de Salud representan la mayor parte de las primas restantes de aseguradoras cautivas. La combinación de negocio para las aseguradoras cautivas fuera de EE.UU. está más orientada a los ramos de RC de empresas y de automóviles comerciales. Existen otras formas de autoseguro en los ramos de cola larga que son exclusivas de los Estados Unidos, como el autoseguro condicional (qualified self-insurance) y los grupos de retención de riesgos (risk retention groups), que no existen en otros mercados.
Las aseguradoras cautivas a menudo forman parte integral del sistema de gestión y financiamiento del riesgo del que disponen las grandes empresas . Por medio de las cautivas, las empresas pueden agrupar y diversificar mejor sus riesgos, y también acceder directamente a los mercados mundiales del seguro y el reaseguro. Por otro lado, las cautivas necesitan estar capitalizadas y tienden a impulsar al alza los costos de gestión. Además, si las cautivas no disponen de las licencias de seguro requeridas localmente, necesitan establecer acuerdos de fronting con aseguradoras autorizadas . El uso de las cautivas se sigue extendiendo entre las grandes empresas. Un estudio reciente llevado a cabo por Aon analiza esta tendencia. De las 705 aseguradoras cautivas por las 1.500 empresas mayores del mundo, el 50% tienen su sede central en América, el 41% están situadas en Europa, Oriente Medio y África, y el 9%, en Asia. En algunos países, la tasa de utilización de cautivas por las grandes compañías es muy elevada, p. ej. en el Reino Unido es del 79%, en Suecia del 77% y en Australia del 73%. Al otro extremo del espectro, Japón (14%) e Italia (15%) tienen tasas de utilización muy bajas. Hay muy poca diferencia entre la tasa de utilización de Europa continental (54%) y América del Norte (57%). Las empresas asiáticas tienen una tasa de utilización de cautivas muy baja (17%).
Los pools, que son acuerdos de distribución de riesgos entre las empresas o aseguradoras para reunir la capacidad suficiente frente a los grandes riesgos, también pueden utilizarse como aseguradores alternativos del riesgo. Los pools se suelen organizar a escala nacional y algunas veces funcionan como una organización de reaseguro, en la que cada uno de los miembros cede el riesgo y sus primas al pool, con objeto de cubrir un tipo de concreto de riesgo. Algunos ejemplos de riesgos de RC cubiertos por pools son los riesgos de aviación y de centrales nucleares.
Los grupos de retención de riesgos (risk retention group - RRG) y los grupos de contratación (purchasing groups - PG), introducidos en EE.UU. en 1986, son mecanismos alternativos que tienen las empresas para acceder al Seguro de RC. Los primeros son aseguradoras especializadas en el Seguro de RC, constituidas como mutualidades de retención del riesgo, pero que requieren un aporte de capital por parte de sus miembros. Los PG son grupos de empresas pertenecientes al mismo sector, que adquieren Seguro de RC de forma colectiva. Los PG no retienen el riesgo, sino que contratan un seguro con una aseguradora que emite las pólizas y hace las funciones de portadora del riesgo.
Por último, los mercados de capitales son una fuente alternativa de capacidad para los riesgos y podrían, en un futuro, adquirir importancia en la asunción de riesgos de RC. Por ejemplo, los títulos vinculados al seguro, tales como los bonos de catástrofe, pueden servir para transferir el riesgo a los mercados de capitales. Sin embrago, crear bonos de RC supone un reto, debido a que habría que definir triggers y dado que los riesgos de RC son de larga cola. Hasta ahora sólo un bono ha cubierto los riesgos de RC de empresas (p. ej. la RC general de tipo “paraguas”). Fue emitido por OCIL, una mutua que gestiona riesgos de RC para el sector energético. Los futuros productos del mercado de capitales podrían estar asociados a determinadas empresas (triggers de indemnización) o a índices más amplios. También podría existir un futuro en la transferencia del riesgo de reservas técnicas.
Para consultar un análisis desde distintos puntos de vista de la incertidumbre inherente a las pólizas a todo riesgo, véase KUNREUTHER, Howard y PAULY, Mark. “What You Don’t Know Can Hurt You: Terrorism Losses and All Perils Insurance”. Wharton School, documento de debate, diciembre 2004.
En este informe no se aborda el Seguro de Accidentes Laborales. No es estrictamente una cobertura de RC, puesto que los siniestros se pueden producir incluso si el empleador no tiene la culpa. Esta modalidad de seguro es de especial relevancia en EE.UU. y tiene unas características muy concretas.
Aon (2007). Global Risk Management Survey. La edición de 2009 reveló una clasificación ligeramente diferente, que se vio afectada por la crisis económica.
Advisen&RIMS (2009). RIMS Benchmark Survey.
Marsh (2008). Limits of Liability 2008.
En muchas estadísticas por países, el Seguro de RC no se registra como un ramo de seguro aparte. De ello se deduce que no se considera un ramo de negocios importante en esos mercados.
Francia, en cambio, está a la cabeza en el establecimiento del marco jurídico adecuado para que esta tendencia se afiance.
El ROE real en 2008 fue del 0,7% debido a una tasa impositiva efectiva extraordinariamente elevada del 69%.
La unidad de negocio no-vida de AIG fue presentada con la nueva marca Chartis el 27 de julio de 2009.
En Alemania, muchas grandes empresas adquieren su cobertura de seguro mediante corredores internos que, básicamente, ofrecen los mismos servicios que los corredores externos, pero están más integrados en las tareas de gestión de riesgos de la empresa. No obstante, el principal motivo de esta preferencia es la ley alemana que prohíbe el reembolso de comisiones al asegurado, pero no a los corredores internos http://www.bfv-fvv.de
Para más información sobre los corredores de Seguros Comerciales, véase Sigma N° 2/2004 «El corretaje de Seguros Comerciales y Reaseguros – un sector en plena evolución».
Véase sigma N° 1/2003 «Panorama de la transferencia alternativa de riesgos».
CICR (2009). «Fronting: the good, the bad, and the alternative», marzo, pp 6–12.
Aon (2008), «Global 1500: A Captive Insight».
Los RRG y los PG son exclusivos de los ramos de RC de empresas. Quedan excluidos de estos dos mecanismos el Seguro de Accidentes Laborales y los ramos Patrimoniales y Personales.

RC de empresas-Sigma.pdf 
 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial