No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> EDITORIAL


EDITORIAL




Nuevamente el Rendez-Vous de Septembre constituye un escenario propicio para evaluar la marcha de los mercados de seguros y reaseguros internacionales. Como es habitual, aseguradores, reaseguradores, brokers, gerenciadores de riesgos, calificadoras y consultoras de empresas y prestigiosos especialistas de la industria aseguradora analizan la situación actual y realizan pronósticos sobre el comportamiento de los distintos mercados.
Sin duda, dos de los temas más preocupantes desde el Rendez-Vous de 2009 han sido el desarrollo y consecuencias de la crisis financiera mundial y cómo afrontó la situación el mercado de seguros y reaseguros. Casi desde el principio se especulaba sobre la duración de esta crisis y el inicio de la recuperación. Algunos suelen preguntarse por qué en esta circunstancia la recuperación de la economía de los EE.UU. es tan lenta. Parte de la explicación radica en que toda recesión deja un legado de ansiedad e incertidumbre. La gente sigue siendo muy sensible a las noticias porque su visión del futuro es confusa y con sesgo pesimista. El peligro es que el pesimismo se alimente a sí mismo y lleve a una recesión mayor. Las empresas no contratan personal porque temen que los clientes no gasten y los clientes no gastan porque temen que las empresas no aumenten o incluso reduzcan su dotación. El contraste entre la reactivación de las ganancias y la paralización en el crecimiento de los puestos de trabajo es asombroso.
Sin embargo, por el momento, no parece probable una doble caída. El sector privado vuelve a contratar personal, los inventarios se agotan, el fuerte crecimiento en China, Brasil e India ha fortalecido las exportaciones norteamericanas; la psicología podría mejorar. Lo que está faltando es el espíritu necesario para afrontar la recuperación con energía, aceptando el desafío con buenas decisiones y mayor optimismo. Mientras Europa se esfuerza por enfrentar su crisis adoptando medidas de austeridad y articulando una política monetaria expansiva con una fiscal contractiva, hay algunas buenas noticias en los mercados emergentes, pues en general pudieron sobrellevar la crisis mejor que los países industrializados, aunque no todos del mismo modo o en igual medida. En Asia fueron positivos los efectos del considerable crecimiento de China y en África los mejores precios de las materias primas. En gran parte de Europa Central y del Este la recesión se sintió con mucha fuerza. En América Latina las contracciones fueron ligeras en casi todos los países y hoy, con Brasil a la vanguardia, muestra signos claros de expansión económica.
Si bien en un mundo globalizado la crisis europea afecta a todo el planeta, el panorama para los países emergentes y principalmente de América Latina es alentador, pues los pronósticos de crecimiento son buenos, aunque en materia de política fiscal existen posiciones diversas.
Dos grandes terremotos golpearon a nuestro continente este año. En Haití una falla geológica desconocida fue aparentemente el disparador del cataclismo que dejó decenas de miles de muertos y heridos. El terremoto de Chile, aunque más fuerte, con daños asegurados estimados en USD 8.000 millones, fue mucho menos devastador en términos de vidas humanas. También fue América testigo de la explosión e incendio de la plataforma Deepwater Horizon, que generó lo que se considera como el mayor escape de petróleo de la historia. Las pérdidas económicas causadas por los dos terremotos ya han sido evaluadas y los aseguradores y reaseguradores actuaron con celeridad y eficiencia. Aun no se conocen las reales consecuencias del derrame en el Golfo de México y los mercados de seguros analizan cómo continuar cubriendo las exploraciones y explotaciones de petróleo y gas a miles de metros bajo el mar.
El cambio climático, las nuevas normas en el marco de Solvencia II y el abordaje del riesgo sistémico en la industria financiera son algunos de los temas que preocupan a los mercados. Es evidente que el sector asegurador ha demostrado gran resiliencia para afrontar los problemas derivados de la crisis financiera internacional y sus dirigentes vigilan estrechamente la forma en que se encararán las nuevas normas que, entienden, deben ser muy distintas para el sector bancario que para el asegurador. En cuanto al cambio climático, recién comienzan las discusiones para determinar su posible relación con los pavorosos incendios en Rusia y otras catástrofes naturales en distintos lugares del mundo.
Montecarlo ofrece un escenario ideal para analizar y discutir los temas que más preocupan al mundo del seguro y el reaseguro. Buenos encuentros y buenos negocios para todos.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial