No Edition Image
Suscribase y acceda
a la Edición Completa!

Buscador Temático
Usuario Registrado
usuario:...
password:

¿Olvido su Password?
 Edición de

>> EDITORIAL


EDITORIAL




Finaliza un año de mucho movimiento en todos los mercados; aunque promisorio en algunos aspectos para las economías latinoamericanas, preocupante por las consecuencias que pueden derivar de la crisis en los países centrales.
Los últimos meses han sido muy agitados en el ámbito de la economía mundial por las presiones sobre varios países para que revalúen sus monedas, nuevas medidas de expansión monetaria en los EE.UU., la crisis de la zona del euro, el peligro de una guerra de monedas y las reuniones del G-20, acontecimientos que por estar ligados entre sí plantean amenazas a la estabilidad económica mundial. El mundo avanzado enfrenta un período histórico de débil crecimiento económico, alta desocupación y honda reestructuración organizativa y tecnológica. La creciente brecha entre los costos de financiamiento en Alemania y los demás países de la zona euro sugiere que lo que los inversores hoy temen es una ruptura de la zona del euro. En tanto se requieren reformas en Italia y otros países, también parece improbable que las promesas de austeridad detengan lo que parece un alejamiento de todos los bonos de la zona euro, excepto los alemanes.
El Banco Central Europeo, pese a sus dudas, es la única institución que cuenta con el poder para revertir el pánico. Si las presiones se tornan tan fuertes como para que la ruptura de la zona euro parezca inminente, es posible que hasta el Bundesbank pueda retirar su apoyo. Para poner fin a la crisis, los miembros de la eurozona acordaron en octubre una quita del 50% a la deuda griega correspondiente al sector privado, la recapitalización de los bancos europeos y la promoción del fondo creado como cortafuego para servir de protección a los gobiernos solventes de la región.
En un plan ambicioso Grecia podría necesitar aun más ayuda y el cortafuego no parece tener las condiciones necesarias como para resistir un brote contagioso. Aun cuando la crisis haya cedido Europa tardará muchos años en recuperar su salud, pues los países en apuros necesitan controlar los déficits de sus gobiernos y fortalecer sus cuentas corrientes para optimizar su competitividad.
Este constante deterioro del contexto internacional afecta en buena medida a Latinoamérica. Para Argentina en particular, se agrega que su principal socio comercial (Brasil) también desacelera con fuerza su crecimiento (de 7,5% en 2010 a 3% en 2011), al tiempo que devaluó su moneda (de 1,55 reales por dólar a 1,80, un 16% menos); fronteras adentro, la soja cayó en noviembre 2011 de USD 500 a 425 (-15%) la tonelada. Tal es el efecto de la crisis internacional y el alto y prolongado nivel del subsidio del Estado a las tarifas de servicios públicos que su ajuste se impone con urgencia para paliar el hasta ahora impensado déficit presupuestario. Aunque los ingresos fiscales siguen marcando récords gracias a la recaudación impositiva, ya no se dispone de superávit fiscal y han caído el saldo de la balanza comercial y el colchón cambiario y energético, en tanto no se dispone aún el pleno acceso a los mercados financieros internacionales.
Entre los diez primeros meses de 2008 y el mismo período de 2011 las exportaciones se incrementaron un 14 %. Las industrias que crecieron incluyen sectores que gozan de regímenes favorables, como las del oro, los automotores y el biodiesel. También hay rubros con crecimiento que en realidad muestran una interesante recuperación, como los lácteos, y otros de notable estabilidad en el índice de crecimiento, como los vinos. En no pocos rubros hay caída: los aceites de soja –lo cual puede tener vinculación con el incremento del biodiesel-, el trigo y la carne por las políticas restrictivas del Gobierno y los derivados del petróleo merced a la política energética.
El retiro de subsidios y sus posibles efectos sobre la inflación demandan una gradualidad importante en la aplicación de la medida, inevitable pero de gran envergadura dada la acumulación del desequilibrio fiscal. Suponiendo que el Gobierno elimine durante 2012 los subsidios a la energía eléctrica, gas y el agua consumida por el 70% de los hogares de mayores ingresos, el impacto en el nivel general de precios sería de unos cinco puntos porcentuales adicionales si los aumentos tarifarios se ubicaran en torno del 180%, y de nueve puntos si los ajustes alcanzaran el 280%.
El “viento de cola” pierde intensidad pero aún puede ser aprovechado; el gran desafío para América Latina y nuestro país es no limitarse a exportar “commodities”, sino agregar más valor fabricando productos diferenciados que generen mayor tasa de empleo e invertir en obras de infraestructura que acompañen el crecimiento.
El mercado latinoamericano de seguros, que sigue creciendo a buen ritmo con primas de alrededor de USD 127.000 millones en 2010, apenas alcanza el 2,7% del PBI mundial, repartiéndose 58% en Riesgos Patrimoniales y 42% en Vida. El potencial es muy atractivo, especialmente porque de este total el 65% se concentra en sólo dos países: 50% en Brasil y 15% México. Argentina (7,7%), que durante los últimos años ha crecido substancialmente, alcanza en 2011 un nivel de producción récord superior a los USD 11.000 millones, aunque con una composición diferente a la de otros países de la región (80% en Patrimoniales y 20% en Vida y Retiro).
Como todos los años, “Mercado Asegurador” propuso a directivos y profesionales del sector un cuestionario para evaluar el año que finaliza y esbozar perspectivas para 2012. Agradecemos a todos el interés y tiempo dedicados a responder nuestras preguntas. Los resultados han sido por demás interesantes.
Dejamos a nuestros lectores con una nota optimista ante la próxima finalización del año. América Latina, nuestro país y el mercado asegurador en particular continúan en la senda del crecimiento y están preparados para enfrentar tiempos turbulentos, aunque habrá que prepararse para encarar nuevos desafíos. La coyuntura de cambio es una nueva oportunidad para capitalizar los signos de crecimiento y prosperidad y alcanzar el nivel de bienestar social que la población y la región requieren y merecen.
“Mercado Asegurador” hace llegar los más cordiales saludos a sus lectores, anunciantes y colaboradores, agradeciendo el aliento recibido y el constante apoyo que nos permite mantener contenidos de alto nivel profesional.
A todos, felices fiestas y nuestros mejores deseos para el 2012.

 
Nota de tapa - Vida y Retiro - Index - Congresos - Seminarios - Seguros de Crédito - Riesgos de Trabajo - Seguros de Personas - Internacional - Reaseguros - Bancaseguros - Entrevistas


> Seguro Total
> Reactions
> EMTS

Revistas Internacionales Estadísticas Capacitación Ediciones Anteriores Novedades Misceláneas Internacionales Entrevistas Congresos Productores y Asesores Reaseguros AFJP Salud Vida y Retiro Seguros Generales Riesgos Agrícolas Crédito y Caución Riesgos del Trabajo Automotores Nota de Tapa Publicidad Quiénes somos Proyectos de Ley Suplemento de Legislación Actualidad Internacional Panorama Latinoamericano Actualidad del Mercado Productos y Servicios Agenda Internacional Indicadores Económicos Editorial